•  |
  •  |

Nos sentimos dichosos de haber asistido al nacimiento de una nueva era del mundo actual. Eso fue un 6 de agosto de 1991, hace 20 años, cuando Tim Berners-Lee publicó el resumen de un proyecto para organizar la información en una red de computadoras utilizando una “web” (del inglés “telaraña”). Nació entonces el término World Wide Web, o W3, como un servicio de internet.

Como todo, la web tiene elementos positivos y negativos, aunque los primeros superan con creces a los segundos. Una disminución de nuestra privacidad poco se antepone a la posibilidad de abrirse a un mundo de culturas e ideas diferentes, o a una mayor transparencia política.

A través de las acciones políticas, económicas o políticas en la red, el mundo se ha vuelto diferente de como era hace dos décadas. Las noticias viajan más rápido que nunca, y cada persona con acceso a internet tiene una voz en el mundo, de forma que las interacciones sociales se han vuelto más variadas y tienen un mayor alcance.

La web también ha cambiado la manera de pensar y ha revolucionado el mundo como lo conocemos en un período muy corto. En poco tiempo se ha pasado de módems anticuados a teléfonos avanzados que ponen internet en la palma de la mano.

Berners-Lee no conectó las computadoras en 1991, sino que desarrolló tres tecnologías que hicieron posible que los usuarios pudieran encontrar y compartir información entre esos sistemas conectados.
Las tres tecnologías fueron: el lenguaje de etiquetas de hipertexto (HTML), el protocolo HTTP, y el sistema de dirección URL.

HTML, HTTP y URL
HTML (HyperText Markup Language) es el lenguaje de marcadores básico para las páginas web. La primera descripción de HTML fue un documento llamado HTML Tags, publicado por Tim Berners-Lee en 1991, en el que se describen 22 elementos de una página web, de los que todavía permanecen 13 en HTML4.

Hypertext Transfer Protocol o HTTP es el protocolo usado en cada transacción de la WWW. HTTP fue desarrollado por el World Wide Web Consortium --que Tim Berners-Lee dirige desde 1994--, y la Internet Engineering Task Force, colaboración que culminó en 1999.

Finalmente, el URL (Uniform Resource lLocator) es una secuencia de caracteres, de acuerdo con un formato estándar, que se usa para nombrar recursos en internet para su localización o identificación.

Las URL fueron una innovación fundamental en la historia de la internet. Se utilizaron por primera vez por Tim Berners-Lee, en 1991, para permitir a los autores de documentos establecer hiperenlaces en la WWW. La URL es la dirección de una página web, lo que permite a un navegador encontrarla entre las millones de web que existen actualmente.