•  |
  •  |

Esta semana la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) hizo hincapié en el papel fundamental que le incumbe en lo que respecta a las TIC verdes a través de una serie de anuncios a cargo de la Comisión de Estudio 5 de su Sector de Normalización de las Telecomunicaciones (UIT-T).

La Comisión alcanzó un acuerdo sobre un conjunto de métodos reconocidos a escala mundial para evaluar la repercusión medioambiental de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Las estimaciones de cuánto pueden reducirse las emisiones mundiales gracias a las TIC – y las estimaciones de las emisiones generadas por el propio sector de las TIC – siguen variando de manera importante debido a la aplicación de distintos métodos de medición. A fin de velar por la coherencia entre distintos enfoques, la nueva metodología ha sido desarrollada en cooperación con otras organizaciones de normalización tales como la ISO, la CEI, la ETSI y la ATIS. La nueva metodología también está alineada con la Agenda Digital de Comisión Europea.

El doctor Hamadoun Touré, Secretario General de la UIT, afirmó que esto es importante para garantizar una amplia aceptación por parte de la industria mundial de las TIC. “Un método acordado internacionalmente supone que ahora las estimaciones de la repercusión de las TIC sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía gozarán de mucha más credibilidad. También mostrará la importancia de la contribución que pueden hacer las TIC mediante la reducción de las emisiones mundiales en otros sectores”.

La UIT también comenzará su labor en relación con los minerales procedentes de zonas de conflicto, en respuesta a una solicitud de la República Democrática del Congo (RDC). La UIT llevará a cabo un estudio sobre los actuales requisitos y directrices de diligencia debida en relación con el origen de los minerales procedentes de zonas de conflicto (en particular los que se utilizan en aleaciones de estaño, tántalo, tungsteno y oro), así como con la utilización de los mismos de acuerdo con los tratados internacionales reconocidos y la legislación nacional, cuando exista.

Los minerales raros se utilizan en productos electrónicos de consumo tales como los teléfonos móviles, lectores DVD, videojuegos y computadoras. El acuerdo para tratar este problema demuestra el compromiso de la industria de las TIC con la sostenibilidad en todos los niveles de la cadena de valor.

Tras el éxito de la solución universal de carga de la UIT para los dispositivos móviles, la reunión también acordó estudiar las ventajas e inconvenientes de la normalización de las baterías para los terminales móviles y otros aparatos de TIC, estudiando la eficiencia energética en relación con el ciclo de vida de la batería, el tiempo de vida de la batería y la posibilidad de intercambio, la seguridad y la protección medioambiental, el reciclado y la reutilización.