•  |
  •  |

1. Windows 7 con barra de tareas e inicio rápido. Si eres de los que les gusta cambiar pero no demasiado, podemos hacer que Windows 7 conserve funcionalidades desde Windows XP.

La barra de tareas: Al lado del botón de Inicio podemos ubicar los accesos directos más usados en virtud de usar la opción de “anclar”. Hacer clic con el botón derecho en la barra de tareas, luego clic en “Barras de herramientas” y seleccionar “Nueva barra de herramientas…” Accedemos a la carpeta “%appdata%\Microsoft\Internet Explorer\Quick Launch”.

Puede copiar y pegar la línea anterior en la barra de direcciones del Explorador o bien escribir “%appdata%” en la barra de inicio de búsqueda y seguir la ruta tú mismo. Hacer clic en el botón “Seleccionar carpeta”. Ahora puede configurar la barra de inicio rápido como hasta ahora.

2. Acelerar los menús en Windows. Abrir el registro de Windows 7 pulsando el botón de Windows y escribiendo: regedit. Seguidamente buscar la ruta: HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Mouse. Encontrará una lista de parámetros y vemos que está marcado “MouseHoverTime” y el valor por defecto suele ser 400 y viene dado en milisegundos. Si ponemos un valor de 1000, deberíamos esperar un segundo para que se desplieguen los menús, así que es mejor bajar el valor que normalmente con “100” es suficiente.

Para editarlo tan haz doble clic sobre el nombre. Después hay que cerrar la ventana del registro y será suficiente, no es necesario reiniciar el equipo.

3. Acelerar el arranque de Windows. Muchos de los problemas de arranque de Windows en cuanto a la velocidad, provienen de que el sistema carga muchos archivos y programas al inicio que no podemos controlar desde el menú de Inicio, sin embargo, podemos elegir qué programa se ejecutarán al inicio (y otras opciones) mediante el comando msconfig.

Clic en el botón Inicio de Windows y teclea msconfig. Aunque existen otras pestañas para realizar distintas configuraciones, la que nos interesa es la de “Inicio”. Clic en ella y se abrirá una lista de programas que cargan al inicio de tu Windows.

Es sorprendente la cantidad de programas que aparecen en esa lista y todos ellos se ejecutan durante el arranque y por eso se dilata tanto en arrancar. ¿Realmente son necesarios? Lee detenidamente los programas y desactiva aquellos que no los consideres necesarios. /Colaboración de MundoPC.