• |
  • |

La reserva mundial de direcciones de Internet se agotó el jueves de esta semana, después de que la organización global que las administra asignara sus últimos cinco lotes de números de IP, que identifican los destinos del tráfico digital.


La Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (Icann) al asignar esos últimos bloques de direcciones de Registros de Internet Regional (RIR), da por agotado el sistema de protocolos IP versión 4 (IPv4), común en todo el mundo y da paso a la versión 6 (IPv6).


Según el sitio penrose.uk6x.com perteneciente a la British Telecommunications, dice que el registro regional de agotamiento de las direcciones IPv4 al día de hoy, quedan sólo 228 días para que este protocolo se termine.


Esta falta de números en una dirección de Internet, es debido a que el actual protocolo usa códigos de 32 bits y puede restringir el crecimiento de Internet. El paso a la siguiente versión (IPv6) resulta casi obligado en un futuro próximo debido a la densidad de población en países como los asiáticos.


El IPv6 fue diseñado por Steve Deering de Xerox PARC y Craig Mudge y según la modalidad opera mediante 128 bits y podrá permitir 340 sextillones de direcciones de Internet, en tanto que la versión anterior sólo era capaz de aguantar 4.2 mil millones de direcciones.


El IPv6 es algo así como 5,200 trillones de IPs para cada uno de los 6.5 mil millones de habitantes del planeta.


“Más de 4,000 millones de direcciones de Internet se acaban de vaciar”, dijo en la rueda de prensa Rod Beckstrom, director general de la ICANN, quien resaltó un hecho medular: “El futuro de Internet y la innovación que éste abriga descansa en el IPv6”.


En ese sentido, la Icann señaló que acelerará la entrada en funcionamiento del IPv6, que prevé un número prácticamente infinito de direcciones.


Aunque existe un amplio consenso sobre la necesidad de emigrar al IPv6, también se dan peligros potenciales en su realización, como el hecho de que una gran parte de las herramientas de seguridad disponibles no trabajan con el IPv6. Y ese es uno de los principales escollos.


Pero los organismos regionales que asignan números IP cuentan ahora con la facultad de distribuir, previsiblemente hasta junio próximo, las direcciones IPv4 a las empresas de telecomunicaciones que lo soliciten.

vayala@elnuevodiario.com.ni