OceanGate sobre pasajeros del Titán: “lamentablemente los hemos perdido”

OceanGate, la compañía al frente de las expediciones turísticas para explorar los restos del Titanic confirmó este jueves la muerte de los 5 pasajeros del submarino Titán. La nave habría desaparecido desde el domingo en las aguas del Océano Atlántico.

Stockton Rush, Shahzada Dawood y su hijo Suleman Dawood, Hamish Harding y Paul-Henri Nargeolet perdieron la vida a bordo del sumergible.

La Guardia Costera informó este 22 de junio que se habrían encontrado restos de la cubierta trasera de la nave a 500 metros de la proa del Titanic.

“Nuestros corazones están con estas cinco almas y cada miembro de sus familias durante este trágico momento. Lamentamos la pérdida de vidas y la alegría que trajeron a todos los que conocían”

señaló el comunicado.

Cabe destacar que los escombros del Titanic yacen a 3.800 metros de profundidad. No obstante, los restos de la cubierta fueron localizados a 5.000 metros.

¿Qué ocurrió con el submarino Titán?

Si bien hay varias hipótesis de lo que le pudo suceder al submarino, una de las teorías más fuertes sostiene que el sumergible debió implosionar por la presión existente a tantos metros de profundidad.

Michael Harris, explorador de los restos del Titanic y buzo experto, afirmó que la presión de las aguas oceánicas pudo haber generado la implosión. Esto sucede cuando la presión exterior es mayor a la interior, por lo que el objeto se contrae hacia su centro.

«La presión habría superado la resistencia del casco del Titan, deformando su estructura y presumiblemente acabando con la vida de los tripulantes del submarino»,

indica la teoría.

En esas condiciones, cualquier fuga en el vehículo habría sido fatal. Por lo que el Titán pudo haber acabado en el fondo del mar sin posibilidades de emerger. Además, la hipótesis de la implosión concuerda con los «sonidos» que detectaron en la zona de búsqueda, ya que pudo haber provocado esas ondas.

Titán

Las condiciones del OceanGate

Varios expertos le notificaron a la compañía OceanGate que era necesario someter al Titán a una auditoría para garantizar la seguridad dentro de la nave. Y es que la preocupación de que el sumergible no soportara la profundidad era constante.

Sin embargo, la empresa alegaba que los procesos de inspección podían demorar hasta un año, por lo que nunca se consideró esa posibilidad. Además, los directivos argumentaban que contaban con las tecnologías más sofisticadas.

David Lochridge, ex empleado de OceanGate, denunció a la compañía en 2018 por poner en riesgo la vida de los tripulantes, sin realizar las pruebas necesarias.

«Exponer a los pasajeros a un peligro extremo potencial en un sumergible experimental, ya que los clientes no estarían al tanto de este diseño y la falta de pruebas»

indicó Lochridge en la denuncia.

Luego de las acusaciones, Lochridge fue despedido y demandado por revelar «información confidencial de un proyecto en desarrollo». A pesar de ello, advirtió que si no se tomaban las medidas necesarias, las consecuencias serían catastróficas.

Usted está aqui: Inicio > Internacional > OceanGate sobre pasajeros del Titán: “lamentablemente los hemos perdido”