•   PANAMÁ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

América Central inauguró un centro de coordinación de lucha antinarcóticos para enfrentar al crimen organizado que opera en la región, responsable no sólo de la mayoría del trasiego de cocaína hacia Estados Unidos, sino también de las altísimas tasas de homicidio en la zona.

"Tenemos la voluntad de combatir el narcotráfico, el crimen organizado y las diferentes clases de violencias que tenemos y que nos aquejan y representan un flagelo para la sociedad centroamericana", dijo este lunes en Panamá el secretario del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Juan Daniel Alemán.

"Lo que tenemos que hacer todos los países del itsmo centroamericano es aunar esfuerzos, coordinar entre nosotros, pasarnos toda la información que podamos y poder de forma ordenada y en conjunto comabatir juntos el crimen y el narcotráfico", dijo el presidente panameño, Ricardo Martinelli.

Este "Centro Operativo de Seguridad Regional del SICA", ubicado en la antigua base estadounidense de Howard, contará con representaciones militares o policiales de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Moderna tecnología de comunicación
Este centro para la coordinación de operaciones conjuntas contra el narcotráfico e intercambio de información sensible dispondrá de modernas tecnologías de la comunicación, tales como telecomunicaciones satelitales, encriptación digital de voz y datos y radares con capacidad para vigilar las costas.

"Esta lucha no la hace únicamente los Estados Unidos, Colombia o Panamá. La hacemos todos y la única forma de hacerla es pudiendo compartir esa tecnología y esa información que es vital para el combate del crimen", dijo Martinelli.

"La intención es un esfuerzo regional contra el crimen organizado, basicamente, lo que es tráfico de armas, tráfico de drogas, trafico de personas, contrabando y otros", dijo Alfredo Callejas, encargado del centro.

La inversión fue de un millón y medio de dólares, y la financiación no sólo se buscará entre los países centroamericanos, sino en "países amigos" dijo Callejas, quien aclaró que cada país actuará dentro de su jurisdicción cuando realice cualquier tipo de operación.

Inseguridad, principal problema

La inseguridad es el principal problema que encara la región, que tiene una tasa de 32 homicidios por cada 100.000 habitantes, más de tres veces la mundial y siete puntos más que el promedio de América Latina. Guatemala, Honduras y El Salvador duplican la tasa promedio de homicidios de América Central.

Estas cifras hacen de Centroamérica una de las regiones más violentas del planeta, principalmente debido a actividades relacionadas con el narcotráfico.

Los expertos aseguran que los altos índices de pobreza hacen que muchos jóvenes busquen una salida en las actividades ilícitas de grupos criminales.

"En la actualidad nuestras sociedades están especialmente afectadas por el incremento del trafico de drogas, armas, lavado de activos relacionados a este tráfico que impactan directamente a las altas tasas de homicidio por arma de fuego en la región", dijo Alemán.

Según las autoridades estadounidenses, el 80% de la droga que entra a Estados Unidos pasa por los países centroamericanos proveniente de Sudamérica antes de llegar a México.

Se estima en 450 toneladas la droga que estaría ingresando anualmente a Estados Unidos.