•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El tornado que azotó la noche del viernes la ciudad de St. Louis (Misuri) y sus inmediaciones ha causado destrozos en más de 750 viviendas, según los últimos cálculos oficiales de las autoridades estatales.

El mal tiempo provocó también el cierre del aeropuerto de St. Louis durante casi todo el día de ayer. Varios aviones aterrizaron en el área la pasada noche y está previsto que hoy despeguen las primeras naves, según informó la cadena de televisión CNN.

El alcalde de St. Louis, Francis Slay, señaló en declaraciones que recoge CNN que el objetivo es lograr que el aeropuerto opere al 70 por ciento de su capacidad. Más de la mitad de los ventanales del ala C del aeropuerto reventaron a raíz de los fuertes vientos que soplaron el viernes y están pendientes de reparación.

Según Rhonda Hamm-Niebruegge, directora del aeropuerto, podrían ser necesarios “un par de meses” hasta que se completen todos los arreglos necesarios.

El Servicio Nacional Meteorológico de EU indicó que el tornado dejó “un increíble rastro de destrucción” en la zona. Pese a los destrozos que han convertido en inhabitables más de 100 viviendas, no se registraron muertes ni tampoco ningún herido de gravedad.

El gobernador de Misuri, Jay Nixon, describió como “absolutamente increíble” el que no se hayan registrado víctimas. Nixon indicó que más de 750 viviendas sufrieron daños por el mal tiempo.

Según las estimaciones preliminares del servicio meteorológico, los vientos alcanzaron el viernes una velocidad máxima de 265 kilómetros por hora.