•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |

El Gobierno mexicano elevó ayer a 183 los cadáveres encontrados en fosas clandestinas en el estado de Tamaulipas, noreste del país, y a 74 los detenidos por esa masacre, la mayor en las últimas décadas en México.

“Los lamentables hechos ocurridos en San Fernando y el hallazgo de múltiples fosas clandestinas demuestran, sin duda alguna, el perfil despiadado y la ambición sin límite que caracterizan a las organizaciones delictivas en su búsqueda del predominio en rutas y mercados”, dijo la fiscal general de México, Marisela Morales.

La funcionaria sostuvo que hasta el día de hoy han sido encontradas en el municipio de San Fernando 40 fosas con cadáveres y arrestadas 74 personas, entre ellas 17 policías que servían a la organización criminal de Los Zetas.

“Todas ellas se encuentran arraigadas y algunas han declarado su participación directa en los crímenes”, indicó.

Los líderes detenidos hasta ahora son Esvi Leonel Batres Hernández, alias “El Gato”; Johnny Torres Andrade, “La Sombra”; Martín Omar Estrada, “El Kilo”, y Saraí Fabiola Díaz, “La Muñeca”.

Por los dos últimos se pedían recompensas de 15 y 5 millones de pesos (1,2 millones y 423,700 dólares, respectivamente).