•   MARRAKECH / AFP  |
  •  |
  •  |

El gobierno exploraba ayer “todas las pistas, incluida la de Al Qaida”, que hace unos días lanzó amenazas contra Marruecos, en la investigación del atentado que el jueves en Marrakech causó la muerte de 15 personas, entre ellas 12 extranjeros.


La Policía estableció el viernes el retrato robot de un sospechoso del atentado, que fue perpetrado con un artefacto explosivo activado a distancia, según dijo el viernes, el ministro marroquí del Interior, Taeb Cherkaoui.


El 25 de abril pasado, tres días antes del sangriento atentado, un vídeo atribuido a Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), colgado en Internet, había amenazado a Marruecos.


En el vídeo se veía a cinco jóvenes armados, entre ellos un enmascarado que anuncia su intención de defender a los prisioneros detenidos en Marruecos.
“Me dirijo al mundo musulmán en general, y a Marruecos en particular, que libra una guerra despiadada contra los musulmanes”, asegura el joven, identificado como Abú Abderramán Al Magribi, marroquí y miembro de AQMI que dice hablar desde Argelia.


“Digo a estos impíos de Marruecos y a sus perros cómplices, así como a todos sus servicios y espías que estamos aquí”, agregó.
“Digo a mis hermanos, prisioneros y oprimidos, paciencia. Vuestra causa es la nuestra y vuestras preocupaciones son las nuestras. La hora de la victoria es inminente”, añadió.

Siete identificados
Siete de los muertos -dos marroquíes, dos franceses, dos canadienses y un holandés- fueron identificados, informó la MAP, citando al Ministerio del Interior.
El balance del atentado es de “15 muertos, entre ellos 12 extranjeros, y 26 heridos”, precisó Cherkaoui.


“Los que optan por ese modo de acción son conocidos, lo que nos permite pensar que sigue habiendo peligro y debemos permanecer vigilantes y prudentes”, agregó el ministro.


“Todas las pistas están siendo exploradas, incluida la de Al Qaida”, declaró Khalid Naciri, Ministro de Comunicación y portavoz del gobierno marroquí.