•   TRÍPOLI/AFP  |
  •  |
  •  |

El dirigente libio Muamar Kadhafi reiteró que no renunciará al poder y llamó a Francia y Estados Unidos a negociar con él una salida a la crisis en Libia, en un discurso transmitido por la televisión estatal la madrugada del sábado.

La OTAN, que efectúa bombardeos aéreos en el país, "debe abandonar toda esperanza de una partida de Muamar Gadafi. No tengo función oficial para renunciar a ella. No abandonaré mi país, y combatiré hasta la muerte", declaró Kadhafi en su discurso, durante una ceremonia por el centenario de una batalla contra las fuerzas de ocupación italianas.

"Yo soy sagrado para el pueblo libio, yo soy un símbolo y un padre para ellos", insistió.

"Estamos dispuestos a negociar con Francia y Estados Unidos, pero sin condiciones", señaló el dirigente libio.

"Nosotros no nos rendiremos, pero yo los invito a negociar. Si ustedes quieren el petróleo, vengan para que firmemos acuerdos con sus empresas, pero no merece la pena hacer una guerra", añadió.

"Podemos solucionar nuestros problemas entre libios sin pelearnos; retiren sus flotas y aviones", dijo Kadhafi dirigiéndose a la OTAN.

El líder libio afirmó también que los rebeldes que luchan contra sus fuerzas "son terroristas que no vienen de Libia, sino de Argelia, Egipto, Túnez y Afganistán". "Nos enfrentaremos a ellos, niños, mujeres y ancianos, pero sin armas", aseguró.