•   Guatemala /EFE  |
  •  |
  •  |

Guatemala envió a México información sobre 34 inmigrantes de este país que han sido declarados como desaparecidos y que se teme se encuentren entre las víctimas de las fosas comunes halladas en el noreste mexicano.


Así lo informó ayer la Cancillería guatemalteca, que indicó en un comunicado que ha enviado el listado de los guatemaltecos reportados como desaparecidos “a efecto de determinar su ubicación o posible identificación entre las víctimas”.


El Ministerio de Relaciones Exteriores ha requerido al Gobierno de México “acelerar los mecanismos de identificación de posibles víctimas guatemaltecas entre los restos mortales encontrados en fosas comunes”, señaló el comunicado.


Las autoridades guatemaltecas también han requerido la obtención de muestras de ADN de los familiares de las personas reportadas como desaparecidas, y han solicitado a México las huellas dactilares de los cadáveres encontrados para cotejarlos y por ese medio identificar posibles víctimas.


Hasta el momento, precisó la Cancillería, sólo se ha identificado a un guatemalteco de entre las víctimas halladas en una fosa común de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, noroeste de México, cuyo cadáver será repatriado cuando las autoridades mexicanas concluyan los trámites correspondientes.


Por otra parte, las autoridades consulares de Guatemala en México también han asistido a los 22 inmigrantes guatemaltecos que fueron rescatados por las fuerzas de seguridad de México, tras permanecer secuestrados por un grupo de supuestos narcotraficantes en Reynosa, Tamaulipas.


Las autoridades mexicanas han responsabilizado de estos hechos al cartel de sicarios y narcotraficantes conocido como Los Zetas.