•   EL CAIRO / EFE  |
  •  |
  •  |

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos denunció hoy que la cifra de muertos aumentó a 545 civiles y 86 militares y policías desde el pasado 18 de marzo, cuando comenzaron las protestas de la oposición en Siria.

Este nuevo recuento incluye a las víctimas de las protestas celebradas el viernes pasado, cuando murieron al menos 62 manifestantes , la mayoría en la ciudad meridional de Deraa, donde se inició la revuelta contra el régimen de Damasco.

Asimismo, la ONG publicó en su página web que las detenciones de ciudadanos todavía continúan en las ciudades de Deraa, en la provincia de Deraa, y de Hersata.

La Organización Nacional de Derechos Humanos en Siria denunció, asimismo, el corte de las comunicaciones telefónicas en distintas ciudades sirias de mayoría kurda situadas en la provincia de Al Hasaka, en el noroeste del país.

Asimismo, condenó la reciente detención de dos destacados activistas opositores comunistas y pidió su puesta en libertad, así como la de todos los presos políticos.

Desde el inicio de las revueltas en Siria a mediados de marzo pasado, las autoridades han sostenido que detrás de las protestas populares hay "grupos terroristas".

El pasado 22 de abril, Siria vivió la jornada más sangrienta de protestas contra el régimen de Bachar al Asad, que se saldó con 112 muertos, según cifras de activistas de la oposición.