Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

El Partido Demócrata buscaba ayer jueves una forma de poner fin a la disputa entre Hillary Clinton y Barack Obama por la investidura presidencial, mientras que su adversario John McCain ya salía a la caza de financiamiento con miras a las elecciones de noviembre.

“Mejor será que (la investidura) esté decidida antes de la convención” del Partido Demócrata, oficialmente encargada de designar a su candidato, que tendrá lugar en Denver (Colorado, oeste) en agosto, declaró el jueves el senador por Ohio Sherrod Brown.

“No deseo que volvamos a estar en 1924, con peleas en la propia sala de la reunión de la convención”, precisó Brown a la radio pública NPR.

En 1924, se precisaron 103 rondas de escrutinio para designar al candidato John Davis, que fue luego derrotado por el republicano Calvin Coolidge en las elecciones.


Ninguno alcanzaría delegados necesarios
El problema es que, al parecer, la docena de primarias demócratas que quedan, no permitirán ni a Hillary Clinton --que triunfó en tres de cuatro escrutinios el martes-- ni a Barack Obama, alcanzar los 2,025 delegados necesarios para asegurarse la nominación del partido para las presidenciales de noviembre.

Según el sitio RealClearPolitics.com, Obama cuenta con 1,573 delegados contra 1,464 de Clinton.

El papel de 796 “superdelegados”, que pueden votar como deseen, será decisivo, salvo, quizá, si a los estados de Michigan (norte) y Florida (sureste) --que no cuentan con delegados por haber desobedecido reglas partidistas al adelantar sus primarias-- se les permite participar.

Clinton está a favor de que los delegados elegidos en esos estados estén en la convención: ella salió favorecida en esos lugares luego de que ningún candidato pudo hacer campaña conforme a las órdenes del partido.

Pero el presidente del Partido Demócrata, Howard Dean, quien ha mantenido una posición neutral hasta el punto de abstenerse de votar el martes en la primaria de Vermont, es categórico: las autoridades de Florida y Michigan “no pueden violar las reglas y esperar ser perdonados”, dijo a CNN.

No obstante, Dean se mostró abierto a que se organicen nuevos escrutinios en esos dos estados: “Podrían presentar al partido un modo de designación de delegados que respete las reglas”, señaló el jueves a CBS, pero descartó que el partido pueda otorgar recursos para ese fin, ya que “necesitamos el dinero para ganar las presidenciales”.

Mientras, los equipos de campaña de los dos candidatos no han bajado el tono de sus ataques, como prometieron el día después de las primarias del martes, en las que Clinton recibió un salvavidas para evitar una probable eliminación. Luego de que el equipo de Obama dijera que responderá uno a uno los ataques de Clinton, el director de comunicación de la ex primera dama Howard Wolfson replicó: “No me había dado cuenta de que su versión de una nueva política consistía en reciclar los viejos ataques republicanos contra Hillary”.