•   LIMA/EFE  |
  •  |
  •  |

Los candidatos a la Presidencia de Perú, Keiko Fujimori y Ollanta Humala, asumieron hoy que los resultados de la segunda vuelta que se celebrará el próximo 5 de junio son impredecibles, debido a lo ajustado de las preferencias.

Según la última encuesta de Ipsos-Apoyo, difundida este miércoles, Humala, candidato de la alianza Gana Perú, suma un 39% de simpatías frente al 38% de Fujimori, de Fuerza 2011, pero como el margen de error es del 2,2% el resultado es un empate técnico.

En solo una semana, Humala ha perdido dos puntos de apoyo, los mismos que ha ganado Fujimori, lo que confirma la tendencia decreciente del primero, que ha visto disminuir la ventaja de cinco puntos que obtuvo en la primera vuelta, el pasado 10 de abril.

Al respecto, Keiko comentó hoy que toma con "optimismo" y "mucha prudencia" su ascenso en los sondeos y dijo que esto refleja la confianza de la población en sus propuestas de Gobierno.

"Faltan varias semanas y cualquier cosa puede pasar; sin embargo, lo que yo resalto es esa tendencia ascendente que refleja la confianza de la población en nuestro plan de Gobierno", remarcó.

En declaraciones a la emisora Radio Programas del Perú (RPP), Fujimori admitió incluso que tiene algunas coincidencias con las propuestas de Humala, sobre todo a la hora de "trabajar" por los más pobres.

"Creo que las coincidencias que puedan haber entre Gana Perú y Fuerza 2011 se refieren sobre todo a la propuesta, al interés y al compromiso de trabajar por los sectores más desprotegidos", explicó.

El candidato a vicepresidente primero de Humala, Omar Chehade, señaló, por su parte, que los resultados de los sondeos demuestran que "cualquiera puede ganar, es una lucha muy pareja".

A pesar de ello, Chehade remarcó que no cree en las encuestas, porque "representan a partidos y a grupos de poder económico que las contratan".

"Nosotros estamos buscando consensos, ciertas alianzas, concertar con los grupos que quedaron fuera de la segunda vuelta. El pueblo no nos ha dado la mayoría absoluta", dijo.

Chehade también reconoció que Humala cometió un error al visitar en 2006 al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a cuya propuesta política es vinculado por sus detractores y gran parte de la prensa peruana.

Al respecto, Chehade declaró al diario El Comercio que "Perú ha cambiado" en relación a las elecciones de 2006, cuando Humala perdió la segunda vuelta frente al hoy presidente, Alan García.

Chehade se definió como "un crítico acérrimo de Chávez" y subrayó que, a pesar de eso, ha sido elegido por Humala como su candidato a vicepresidente primero.

Confirmó, además, que un equipo de asesores está redactando un documento complementario a su Plan de Gobierno, que será presentado ante la opinión pública y entregado al jurado electoral.

Cuando falta hoy un mes para la segunda vuelta de la elección presidencial, el director de Ipsos-Apoyo, Alfredo Torres, señaló en declaraciones a Efe que "esta es la elección más apretada y difícil de predecir".

"En otras elecciones los favoritos aparecían claros desde el principio de la segunda vuelta; en esta, hay una situación de virtual empate", acotó.

Según Torres, son los sectores urbanos y de clase media los que están inclinando la balanza en favor de Fujimori, ya que las clases pobres y de entornos rurales prácticamente no han cambiado el sentido del voto.

Torres cree que Humala ha perdido en las últimas semanas la iniciativa, ganada por Fujimori, gracias a que ésta ha marcado distancias con los gobiernos de su padre y ha fichado en sus filas al reputado economista Hernando de Soto.

Pero no hay que menospreciar la influencia que los medios de comunicación han tenido en este cambio de preferencias: de la prensa escrita a la televisión, hay una clara mayoría de medios que se está decantando por Fujimori, o más exactamente, que han optado por atacar al candidato nacionalista.

Al respecto, el director del Instituto Prensa y Sociedad, Ricardo Uceda, comentó que los medios de comunicación "no están sirviendo al centro, que es la mayoría de la sociedad, sino que bombardean para que el electorado se asuste del otro" (del enemigo).

El desequilibrio de los medios en favor de Fujimori hace que "ella juegue en cancha más favorable, como si jugara en casa", mientras que Humala "no acaba de entender que tiene que dirigirse a la clase media, la que tiene cuentas corrientes y deudas en el banco".