•   Antigua, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Delegaciones oficiales de de Nicaragua y Costa Rica iniciaron hoy en la ciudad guatemalteca de Antigua una reunión de trabajo, en el marco del litigio territorial

de mantienen, para tratar asuntos relacionados con la seguridad y el combate conjunto al crimen organizado en la zona en disputa.

El encuentro de un solo día, que se realiza en un hotel de esta ciudad colonial, ubicada a unos 45 kilómetros de la capital, es auspiciada por Guatemala y México, cuyos gobierno facilitan el diálogo entre los dos naciones centroamericanas.

El viceministro guatemalteco de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Morales, dijo a los periodistas que el encuentro "será un espacio de negociación para que ambas partes planteen sus posiciones", por lo que no existe una agenda de trabajo preestablecida.

"Tanto Guatemala como México, como facilitadores de este proceso, tenemos grandes expectativas (de este encuentro) porque nos estamos sentando en una mesa limpia en donde dialogaremos con franqueza, como buenos vecinos", precisó Morales.

Por su parte, Mauricio Boraschi, viceministro de la Presidencia y comisionado antidrogas de Costa Rica, dijo antes del inicio de la reunión que su país ha planteado a Nicaragua una propuesta de trabajo para buscar acuerdos en los temas de seguridad.

El funcionario costarricense añadió que su país pretende que en esta jornada se alcancen convenios con Nicaragua para "de manera conjunta prevenir la penetración del narcotráfico" en la zona del Caribe de ambos países.

Mientras, la jefa de la Policía Nacional de Nicaragua, la primer comisionada Aminta Granera, quien encabeza la delegación de su país, destacó que la reunión no solo es importante para Nicaragua y Costa Rica, sino para toda la región centroamericana "porque el crimen trasnacional organizado que enfrentamos no tiene fronteras".

"Las policías y cuerpos de seguridad tenemos que unir esfuerzos y coordinarnos, intercambiar información y caminar en una sola dirección para combatir el enemigo que está afectando la seguridad de toda la región", dijo Granera previo al inicio del encuentro.

Los representantes de ambos países aseguraron estar optimistas en que alcanzarán avances importantes en materia de seguridad, ya que "hay buen ambiente y voluntad política" para ello.

Por México participa en este encuentro el vicesecretario de Relaciones Exteriores para América Latina, Rubén Beltrán.

Esta es la segunda reunión bilateral de coordinación de seguridad y lucha contra el narcotráfico en la zona en litigio que mantienen Nicaragua y Costa Rica, en obediencia al fallo emitido el pasado 8 de marzo por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La primera se celebró el pasado 12 de abril en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, entre ambos países centroamericanos, que contó la facilitación de México y Guatemala y en la que se acordó el encuentro de Antigua.

La CIJ dictó medidas cautelares por una denuncia presentada por Costa Rica contra Nicaragua acerca de una presunta invasión militar y destrucción ambiental en la isla Portillos (fluvial), zona que ambos países reclaman como propia.

Entre otras medidas, la Corte ordenó a los dos países colaborar en la lucha contra el narcotráfico en la zona fronteriza, y abstenerse de enviar personal de seguridad, militar o civil al sitio de la controversia.

Según la Cancillería guatemalteca se emitirá una declaración conjunta en la que se informará sobre el resultado del encuentro.