•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al Qaeda amenazó con vengar la muerte de su líder, Osama Bin Laden, abatido hace seis días por un comando estadounidense cuyos miembros fueron condecorados este viernes en persona por el presidente Barack Obama.

“Les hemos cortado la cabeza y al final los derrotaremos”, declaró Obama durante su encuentro con los efectivos especiales en la base de Fort Campbell (Kentucky, centro oeste), sede de la 101 división aerotransportada.

La red islamista confirmó la muerte de su jefe en un comunicado firmado por el comando general de Al Qaeda y aseguró que la sangre de Bin Laden no fue “derramada en vano y será una maldición para los estadounidenses y sus agentes que los perseguirá dentro y fuera de su país”.

“El jeque combatiente (...) Abu Abdalá, Osama ben Mohamed bin Laden fue asesinado (...) por las balas de la traición y la apostasía”, afirmó esta red extremista, responsable de los atentados del 11 de septiembre que dejaron cerca de 3.000 muertos en Estados Unidos.

Al Qaeda se comprometió a continuar la guerra santa (yihad) y aseguró que “los soldados del Islam continuarán, en grupos e individualmente, y sin descanso la planificación” de su lucha.

Casa Blanca “extremadamente vigilante”
Tras la divulgación de este comunicado, la Casa Blanca aseguró estar “extremadamente vigilante” ante posibles ataques, según dijo el portavoz Jay Carney.

Al Qaeda anunció además que “en breve” difundirá una grabación sonora de Bin Laden realizada una semana antes de su muerte.

Bin Laden, enemigo público número uno de Estados Unidos, fue asesinado la noche del domingo en un operativo de las fuerzas especiales estadounidenses contra la residencia donde se escondía en la ciudad de Abbottabad, en Pakistán.

El comando que realizó la operación estaba, según los medios estadounidenses integrados por miembros del “Team 6” (equipo 6) de los Seals, las fuerzas especiales de la marina, una unidad tan secreta que sus misiones jamás son confirmadas, que este viernes fueron condecoradas por Obama.

Cinco días después de que Bin Laden fuera abatido, algunas contradicciones en los detalles revelados sobre la misión suscitaron dudas sobre si el comando estadounidense contemplaba capturar vivo al jefe de Al Qaeda.

En ese sentido, expertos de la Organización de Naciones Unidas pidieron a Estados Unidos que divulgue detalles sobre el operativo que mató a Bin Laden para evaluarlos según “criterios de la legislación internacional en materia de derechos humanos” y el “precedente” que pudieran sentar.

En un comunicado difundido el viernes, el relator de la ONU sobre ejecuciones arbitrarias y sumarias, Christof Heyns, y el relator sobre derechos humanos y libertades fundamentales en la lucha antiterrorista, Martin Scheinin, consideraron que “será particularmente importante saber” si la operación norteamericana en la que resultó muerto Bin Laden “contemplaba la tentativa” de capturarlo.

En Pakistán, cientos de personas manifestaron el viernes cerca de la ciudad de Quetta para rendir “homenaje” a Osama bin Laden y convocar a una guerra santa contra Estados Unidos, según testigos.