•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó el estado de sitio en el departamento norteño de Petén, fronterizo con México y Belice, por el asesinato de 27 labriegos el pasado domingo atribuido al grupo mexicano de narcotraficantes Los Zetas, informaron hoy fuentes oficiales.

Colom tomó la decisión anoche en Consejo de Ministros, luego de haber visitado el lugar de la masacre, la finca Los Cocos en el municipio de La Libertad (Petén), explicaron fuentes de la Presidencia.

La medida gubernamental durará 30 días a partir de hoy y con ella se busca agilizar los operativos que permitan la captura de los responsables de la matanza.

Según Colom, el estado de sitio se decreta porque la masacre ha puesto en peligro el orden constitucional y la seguridad del Estado.

Durante la vigencia de la medida se podrá intervenir o disolver cualquier organización, entidad o asociación, y se puede ordenar sin necesidad de orden judicial la detención de cualquier persona sospechosa, entre otras acciones.

En diciembre de 2010, el Gobierno de Colom también declaró una medida similar en el departamento norteño de Alta Verapaz, vecino de Petén, para combatir a las células del grupo mexicano de Los Zetas.

Los Zetas llagaron a Guatemala con el objetivo de hacerse con el control de las rutas del trasiego de drogas que estaban en poder de grupos locales, explicó este lunes el ministro del Interior, Carlos Menocal.

El grupo, uno de cuyos líderes, Daniel Pérez Rojas, alias el "Cachetes", está detenido en Guatemala, ha sentado su base de operaciones en el departamento norteño de Alta Verapaz, desde donde dirige y controla el paso de grandes cantidades de cocaína por los departamentos de Izabal, Zacapa, Escuintla, Chiquimula y Petén.

Las autoridades no tienen estadísticas precisas de los asesinatos cometidos por este grupo criminal en Guatemala, pero aseguran que desde 2008 han cometido al menos una decena de matanzas colectivas que sumarían un centenar de víctimas.