•   GUATEMALA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio guatemalteco del Interior ordenó hoy a la Policía Nacional Civil (PNC) mantenerse en "alerta máxima", luego de haber recibido varias llamadas anónimas en las que se advierte de ataques en contra de objetivos de esa institución.

El titular de la cartera del Interior, Carlos Menocal, dijo a periodistas que se ordenó "elevar a máximo el nivel de alerta" a todas las unidades de la PNC, especialmente a las de las zonas del norte y noreste del país.

Menocal agregó que las amenazas, que aún no se han determinado de dónde provienen, tienen como objetivo "generar pánico y terror" entre la población, así como inhibir a las fuerzas de seguridad a que continúen la búsqueda de los responsables de la matanza de 27 campesinos ocurrida el domingo en el norteño departamento de Petén.

Las autoridades han atribuido ese hecho al denominado comando "Z-200", una de las células del cartel de narcotraficantes y sicarios mexicanos Los Zetas, en contra de quienes realizan amplios operativos en el selvático departamento de Petén, el cual fue declarado ayer bajo estado de sitio por el presidente Álvaro Colom.

El funcionario dijo que "es normal" que todos los días se reciban llamadas anónimas en las que se amenaza a la PNC o se advierte de ataques se realizan determinadas acciones, por lo que aseguró que las fuerzas de seguridad "siempre están alertas" ante posibles ataques.

Además, aseguró que se continuarán con los operativos hasta desterrar a los grupos criminales que operan en Petén.