•   MONTERREY/AFP  |
  •  |
  •  |

Al menos tres policías municipales murieron este miércoles y uno resultó herido en una emboscada de un grupo de sicarios que disparó contra patrullas en una avenida de la zona metropolitana de Monterrey (noreste), informó el gobierno estatal.

Los sicarios dispararon con fusiles AK 47 a los uniformados de la policía del municipio de Guadalupe, que forma parte de la zona conurbana de Monterrey la tercera ciudad de México, que acudían en la madrugada a atender un llamado de emergencia.

"Fueron emboscados por miembros de la delincuencia organizada, que de esta manera responden al arribo de mandos militares" a la zona, dijo a la prensa Jorge Domene, vocero de Seguridad del gobierno del estado de Nuevo León.

El grupo de atacantes huyó en varias camionetas de lujo, según declararon testigos a la policía.

Los ataques contra policías y unidades del ejército, se han multiplicado en las últimas semanas en Nuevo León, un estado industrial y en el vecino Tamaulipas, ambos fronterizos con Estados Unidos.

Según autoridades locales detrás de esos ataques estarían los carteles del Golfo y Loz Zetas, que mantienen desde el año pasado una disputa por el control de las rutas del narcotráfico y de paso de migrantes en esa zona a la cual el gobierno atribuye más de 1.600 muertes.

El incremento de lo ataques ocurre en momentos en que el gobierno ha anunciado el despliegue de más tropas en el noreste del país, tras el descubrimiento en abril de 183 cadáveres en fosas clandestinas en el poblado de San Fernando a 160 km de la frontera con Texas.