•   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La mayor planta de almacenamiento de combustibles de Centroamérica, financiada con capitales venezolanos, fue inaugurada este jueves en El Salvador en un acto al que estaba invitado el presidente venezolano, Hugo Chávez, pero no asistió debido a una lesión en una rodilla.

La planta de la empresa Alba Petróleo El Salvador, construida con una inversión de 115 millones de dólares, tiene el nombre del extinto líder de la ex guerrilla salvadoreña Schafik Hándal. Está situada en el puerto de Acajutla, 85 km al suroeste de la capital, y fue inaugurada por el vicepresidente de la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA, Asdrúbal Chávez.

"Queridos hermanos de El Salvador, es un día de júbilo dentro de los que hemos estado trabajando en los esquemas de integración de América Latina y el Caribe (...), hoy es un día de mucha celebración", exclamó en un discurso el ejecutivo, quien es además el presidente de Alba Petróleo El Salvador.

Alba Petróleo es la empresa mixta conformada por una veintena de municipios salvadoreños y PDVSA. Asdrúbal Chávez adelantó que por su posición "estratégica", la planta de Acajutla, la más grande de Centroamérica, con capacidad para 350.000 barriles de combustibles y 5.000 de gas licuado, podrá abastecer a otras naciones centroamericanas. "Esto no es más que compartir los inmensos recursos que le dio la naturaleza al pueblo venezolano", enfatizó el vicepresidente de PDVSA.

Asdrúbal Chávez dijo que el presidente venezolano no pudo asistir al acto "porque tuvo una lesión en una rodilla y está en pleno proceso de recuperación".

A la inauguración acudieron el vicepresidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, el presidente del Congreso, Sigfrido Reyes, y la embajadora venezolana en San Salvador, Nora Uribe, entre otros.

El coordinador del gobernante Frente Farabundo Martí salvadoreño, Medardo González, destacó que el haber dado a la planta el nombre de Schafik Hándal, fallecido en 2006, fue un "justo reconocimiento para un luchador social visionario y coherente toda su vida", quien abogó por la unión de los pueblos.

"Esta obra es también la concreción del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América), ese proyecto bolivariano (impulsado por Chávez) que está uniendo al continente", destacó González.

Fustigó a la derecha salvadoreña por "satanizar" el ALBA y dijo que la empresa ha aportado 122 millones de dólares al erario salvadoreño, por concepto de impuestos.

"Quiero dar las gracias al pueblo de Venezuela, gracias al comandante y presidente Hugo Chávez Frías, gracias a PDVSA", resumió González.

El primer buque con el combustible procedente de Venezuela arribará la noche de este jueves a Acajutla.

En 2006, una veintena de municipios en manos de la izquierda (ahora en el gobierno) y una filial de PDVSA crearon Alba Petróleo de El Salvador, con el propósito de vender combustible y lubricantes más baratos.