•   BUENOS AIRES / AFP  |
  •  |
  •  |

Un avión bimotor turbohélice de la firma privada argentina Sol se estrelló la noche del miércoles en una región desértica de la Patagonia (sur), con un saldo de 19 pasajeros y 3 tripuLantes muertos, a 1.800 Km al sudoeste de Buenos Aires, informó una fuente médica.

“No encontramos a ninguna persona con vida. No hay sobrevivientes. Hay múltiples fragmentos del avión carbonizados. Todo estaba quemado y despedazado”, señaló Ismael Alí, Director del hospital de la localidad de Los Menucos, que participó del operativo de rescate.

Alí dijo que un testigo había visto “caer una bola de fuego en un terreno cercano a su vivienda”, a 35 Km de Los Menucos y cerca de la despoblada localidad de Prahuaniyeu, en la provincia de Río Negro.

La compañía Sol reportó en un comunicado que “el vuelo SOL 5428, que cubría la ruta Córdoba-Mendoza-Neuquén-Comodoro Rivadavia despegó a eso de las ocho de la noche y que 50 minutos después se estableció la última comunicación donde se declaraba en” emergencia”..

“El viaje era de un tramo de una hora 50 minutos y la nave tenía combustible para tres horas 30 minutos. La aeronave partió con 18 pasajeros adultos, un menor, y tres tripulantes”, indicó la empresa.

Los Menucos es una localidad de unos 7.000 habitantes situada a unos 200 Km al oeste de General Roca, ciudad capital de Río Negro, en cuya jurisdicción se encuentra la turística ciudad de Bariloche, en las estribaciones de la precordillera de Los Andes.

Sin sobrevivientes
En un segundo comunicado, difundido la madrugada de ayer jueves, la empresa sostuvo que “los bomberos han confirmado que hasta el momento no hay rastros de sobrevivientes”.

“Sería temerario establecer en estos momentos cualquier motivo sobre la caída del avión”, dijo horas después a la AFP el comodoro Gustavo Brea, secretario general de Junta de Investigaciones de Accidentes de la Aviación Civil (Jiaac).

Algunas versiones indicaron que el accidente se habría producido por un engelamiento (congelamiento de agua en partes sensibles del avión), aunque Brea insistió en que es temprano para dar una hipótesis y sostuvo que al final de la investigación “esa podría ser una causa secundaria o terciaria”.

Los peritos de la Jiaac ya se encuentran trabajando en la zona del accidente, dijo el funcionario.

La aeronave, Saab 340 biturbo, con los 19 pasajeros, dos pilotos y una azafata, se estrelló luego de partir desde la ciudad de Neuquén con destino a Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

Autoridades aeronáuticas dijeron que al menos “hubo una señal de emergencia emitida desde el avión” antes de quedar afuera de los radares y sin comunicación.
“En la zona del accidente no había señales de teléfonos móviles. Es un paraje deshabitado. Hace mucho frío y las condiciones del rescate fueron difíciles”, dijo a la televisión la alcaldesa de Los Menucos, Isabel Yahuar.

Los dos últimos desastres aéreos de empresas argentinas se registraron en 1997, con la caída en la localidad uruguaya de Fray Bentos del vuelo de un DC-9 de la firma Austral y el decolaje abortado en 1999 de un vuelo de LAPA que se estrelló contra un talud en Buenos Aires, con 65 muertos.

El vuelo despegó “dentro de las condiciones normales de operabilidad”, dijo el portavoz de la empresa.

Las fuentes aeronáuticas señalaron que los vuelos de Sol en la región sur son utilizados con frecuencia por funcionarios de las poderosas empresas petroleras de la Patagonia.