•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió hoy al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en particular a China y Rusia, convocar al Consejo "cuanto antes" y se pronuncie sobre un cese al fuego en Libia y se abran las condiciones de negociación en ese país africano.

Esa petición fue hecha por Ortega en un discurso durante la XVII edición del Foro de Sao Paulo, que se celebra en Managua, y en presencia del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

"Nosotros le haríamos (esta petición) desde este Foro al Consejo de Seguridad, en particular a la Federación Rusa y a China, a que convoquen al Consejo cuanto antes y que el Consejo se pronuncie formalmente del cese al fuego de estos bombardeos y que se abran las condiciones para la negociación", indicó el líder sandinista.

Según Ortega, el líder libio Muamar el Kadhafi "ha sido bien claro en manifestar la disposición de diálogo, de negociación y de un alto al fuego" en su país contra los opositores.

"Ellos (Gobierno libio) lo que están haciendo es simplemente resistiendo los ataques que le están lanzando todos los días las fuerzas del capitalismo global", señaló.

El mandatario nicaragüense, quien dijo haber abordado el asunto en privado con Lula antes de llegar al Foro, expresó su confianza en que "se imponga al final de cuentas la actitud pragmática de los imperialistas que están empeñados en una victoria militar en Libia", en alusión a Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña.

Denunció que esos países tienen como objetivo asesinar a Kadhafi.

"Piensan que de esa forma se va resolver el problema. Si se llegase a producir el asesinato de Kadhafi la lucha de la resistencia de esos pueblos no se va a detener allí, más bien se va recrudecer", advirtió.

Citó datos de la OTAN en la que, según Ortega, hay 5.800 misiones de bombardeos y 60 ataques aéreos diarios contra Libia, que calificó como "un crimen".

En su discurso, Lula no hizo referencia a la crisis en Libia.

El Foro de Sao Paulo que se celebra en Managua reúne a 42 partidos de izquierda de 32 países de América Latina y el Caribe, Europa y Asia.

En el encuentro participan el exgobernante hondureño Manuel Zelaya, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, y representantes de las embajadas de Libia en Nicaragua y en Venezuela, entre otros.