•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Barack Obama recibe este viernes al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, tras haber decepcionado a su aliado la víspera al pronunciarse a favor de la creación de un Estado palestino con las fronteras de 1967.

Obama se reunirá a puertas cerradas con Netanyahu a las 11H15 (15H15 GMT) en la Casa Blanca. Los líderes hablaran del proceso de paz palestino-israelí y las protestas en el mundo árabe, antes de comparecer juntos frente a la prensa.

La reunión se llevará a cabo en un clima de tensión luego de que Obama decepcionó a Netanyahu el jueves cuando por primera vez llamó a una solución negociada al conflicto basada en las fronteras de 1967.

"Las fronteras de Israel y Palestina deber estar basadas en las fronteras de 1967 con intercambios de mutuo acuerdo, de manera que se establezcan fronteras seguras y reconocidas por los dos Estados", dijo Obama en un discurso sobre las protestas en el mundo árabe. "La retirada total y gradual de las fuerzas militares israelíes deben ser coordinadas bajo la idea de una responsabilidad de la seguridad palestina en un Estado soberano y no militarizado", añadió.

Netanyahu rechazó exhortación

Netanyahu rechazó inmediatamente la exhortación. Dijo que si Israel renuncia a toda Cisjordania, incluida Jerusalén oriental y el norte de la meseta del Golán, dejará a su país con fronteras "insostenibles".

En un comunicado, Netanyahu instó a Obama a comprometerse con las garantías establecidas en 2004 por el entonces presidente George W. Bush, quien dijo que con "las nuevas realidades sobre el terreno", una "vuelta total y absoluta" a las fronteras de 1967 era "poco realista".

Según un funcionario israelí, Netanyahu llegó el viernes a Washington decepcionado con el discurso y preocupado de que Obama no entendiera las amenazas de seguridad que enfrenta Israel cuando las revueltas populares en los países árabes vecinos llegan a sus fronteras.

"Hay cosas que no se pueden barrer bajo la alfombra", dijo el primer ministro, según un alto funcionario israelí que informó a la prensa durante el vuelo que lo llevaba al encuentro con su homólogo estadounidense.

"Hay una sensación de que Washington no entiende la realidad, de que Washington no entiende lo que enfrentamos", agregó el funcionario.

Palestinos respondieron con cautela

Los palestinos, por su parte, respondieron con cautela al discurso de Obama, quien les advirtió en contra de cualquier intento de "aislar simbólicamente a Israel en la ONU en septiembre". Su líder Mahmud Abbas convocó una reunión urgente de sus principales asesores para discutir el camino a seguir.

Reiniciadas a comienzos de septiembre de 2010, las negociaciones entre Israel y palestinos fueron suspendidas poco después cuando Israel rechazó prolongar la moratoria parcial de construcción de diez meses en las colonias.

Frente a este bloqueo, los palestinos tienen la intención de pedir a la ONU en septiembre que reconozca su Estado en las fronteras de antes de la guerra de Seis Días en junio de 1967.