•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los inmigrantes de Centroamérica, República Dominicana y Haití pagaron unos 600 millones de dólares en 2010 en Estados Unidos, en comisiones a bancos y agencias de transferencia, para enviar remesas a sus familias en sus países, según un informe divulgado este viernes por una entidad regional.

Los inmigrantes centroamericanos y de las dos naciones caribeñas enviaron el año pasado 17.128 millones de dólares en remesas, cuyo costo de envío asciende a 11 dólares por cada 200 dólares en promedio, según el informe del Consejo Centroamericano de Protección al Consumidor.

El año pasado, "en conjunto, los trabajadores migrantes del istmo centroamericano, República Dominicana y Haití en los Estados Unidos pagaron 600 millones de dólares en comisiones por el envío de remesas a sus familiares, que rondaron casi los 17.000 millones de dólares", dice el informe.

Destaca que la manera más barata de enviar las remesas desde Estados Unidos a estos países es "de cuenta bancaria a cuenta bancaria y de cuenta bancaria a efectivo".

El Consejo, que depende del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), resalta la importancia que tienen las remesas familiares en las economías de estas naciones, entre las que figuran algunas de las más pobres del hemisferio, como Haití, Nicaragua y Honduras.

"Las remesas familiares recibidas en Centroamérica equivalen a más de seis veces la ayuda internacional al desarrollo y duplican los flujos de inversión extranjera directa" a la región, indica el informe.

Detalla que el Estado norteamericano desde el cual es "más barato" el envío de remesas es California (oeste), mientras que Florida "es el de costos más elevados".

En 2010, Guatemala recibió en remesas 4.127 millones de dólares, seguido por El Salvador (3.540 millones), Honduras (2.529), Nicaragua (966), Costa Rica (509) y Panamá (297). En tanto, República Dominicana percibió 2.994 millones de dólares y Haití 2.166 millones.