•   BOGOTÁ  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de la Corte Penal Internacional (CPI), el surcoreano Sang-Hyun Song, consideró "interesante" la presunción de que el líder libio, Muamar el Kadhafi, termine recluido en una cárcel de Colombia.

"Eventualmente, Khadafi podría terminar preso en Colombia. Es una presunción interesante", dijo Sang-Hyun en una entrevista que publica hoy el diario bogotano El Tiempo.

El jurista surcoreano, que esta semana hizo una visita oficial de dos días a este país andino, recordó que el fiscal jefe de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, solicitó el pasado lunes una orden de detención internacional contra Gadafi.

Además de Kadhafi, Moreno alcanzó con la misma petición a Saif el Islam, hijo del líder de Libia, y a su cuñado Abdulá el Senusi, director de la inteligencia militar del Gobierno.

En todos los casos, la solicitudes tienen como fundamento los presuntos crímenes de lesa humanidad en los que hayan podido incurrir los tres desde mediados del pasado febrero, cuando estallaron las protestas contra la régimen de Kadhafi

El presidente de la CPI admitió que "tomará algún tiempo" un eventual desenlace en el caso libio.

Sang-Hyun aludió a la posibilidad de que Gadafi termine preso en Colombia en virtud de un acuerdo para acoger a condenados por la CPI que él firmó el pasado martes en Bogotá con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Tras el acuerdo, Colombia pasa a ser el primer país de América y el séptimo del mundo que se ofrece para recibir a sentenciados por el tribunal internacional.

"Se trata de la voluntad de aceptar a personas condenadas, dependiendo de negociaciones concretas dentro del acuerdo", dijo el presidente de la CPI, y sostuvo que piensa que "el sistema (carcelario colombiano) será capaz de cumplir" con los estándares de prisiones a los que supedita la acogida de presos.