•   Washington / EFE  |
  •  |
  •  |

El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI, Dominique Strauss-Kahn, pasó su primera noche fuera de la cárcel confinado en un edificio del bajo Manhattan, donde ya ha tenido ocasión de conocer a otros vecinos en su misma situación.

Entre tanto, el FMI  iniciará mañana “un procedimiento abierto, basado en el mérito y transparente” para elegir, el próximo 30 de junio, al nuevo director gerente del organismo, tras la renuncia de su ya exdirector, que el viernes abandonó los calabozos tras depositar una fianza de un millón de dólares en efectivo y garantías de depósito de otros cinco.

Apenas al llegar al edificio donde se alberga, donde el alquiler de un apartamento de dos habitaciones ronda los 4,250 dólares, Strauss Kahn tuvo ocasión de conocer a tipos como Andrew Auernheimer.

Este es un pirata informático acusado de cometer un ataque contra la compañía telefónica AT&T que dejó al descubierto datos confidenciales de 120 mil usuarios del iPad.

Chile se postula

En el edificio hay almenos ocho hombres en esa condición.
Mientras tanto, el FMI  está dirigido por el actual “número dos” del organismo, el estadounidense John Lipsky. Sin embargo, la favorita a ocupar el cargo del exfuncionario es por el momento la francesa Christine Lagarde.

Aunque en Latinoamérica países como Chile están pujando por la principal silla del Fondo.