•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) calificó hoy como un "triunfo" suyo y del pueblo el acuerdo firmado ayer que asegura el regreso a Honduras del expresidente Manuel Zelaya y anunció que comenzará una fase en su lucha, esta vez por lograr una Constituyente en el país.

Juan Barahona, subcoordinador del FNRP en Tegucigalpa, dijo este lunes a Efe que en la resistencia están "satisfechos por los acuerdos firmados para el regreso del expresidente Zelaya", aunque, alertó que "la lucha no termina ahora, sino que comienza una nueva fase para lograr una Constituyente".

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, y Zelaya, con la mediación de los Gobiernos de Colombia y Venezuela, firmaron ayer en la ciudad colombiana de Cartagena un acuerdo que permite el retorno del exmandatario a Honduras y abre la vía para el reingreso del país a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Zelaya fue expulsado de Honduras el 28 de junio de 2009, cuando fue derrocado mientras promovía una consulta popular para reformar la Constitución pese a tener impedimentos legales para ello.

El retorno de Zelaya a Honduras, previsto el próximo sábado, "es un triunfo del pueblo" y una "conquista del Frente", que no cesó "ni un día en exigir el regreso al país del expresidente Zelaya", afirmó Barahona.

El dirigente del FNRP confirmó que el derrocado mandatario llegará el próximo sábado a Honduras acompañado de varios exfuncionarios, entre los que citó a la excanciller Patricia Rodas, el exministro de la Presidencia Enrique Flores, el exalcalde de San Pedro Sula (norte) Rodolfo Padilla y el sacerdote Andrés Tamayo, de origen salvadoreño.

Barahona indicó además que el FNRP "no reconoce" ningún esfuerzo de Lobo para que ayer se haya firmado en la ciudad colombiana de Cartagena el acuerdo con Zelaya.

Lo que ha hecho Lobo no merece "ningún reconocimiento" de parte del FNRP, porque era "una obligación y una rectificación" de su Gobierno "traer a un expatriado por la fuerza", argumentó Barahona.

El acuerdo firmado ayer prevé que el FNRP pueda constituirse como un partido político para que pueda participar en próximos procesos electorales.

El convenio también garantiza el respeto a los derechos humanos y la seguridad personal del exgobernante una vez que pise suelo hondureño