•   Ciudad del Cabo, Sudáfrica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex presidente sudafricano Nelson Mandela, de 92 años, quien sigue debilitado tras cuatro meses de cuidados en su domicilio de Johannesburgo, prosigue su convalecencia en Qunu, el pueblo en el que pasó su infancia, en el sur del país.

El ex héroe de la lucha contra el régimen racista del apartheid "se siente más joven cada vez que vuelve" a Qunu, dijo su nieto Mandla Mandela.

"La región de Qunu, donde pasó los primeros años de su infancia, sigue estando muy cerca de su corazón", agregó.

Mandela fue dado de alta a fines de enero, tras permanecer dos días hospitalizado por problemas respiratorios, manteniendo en vilo a su país. El viaje a Qunu es el primero que realiza desde que salió del hospital.

Según su nieto, el ex mandatario "siempre está de buen humor. Ayer nos siguió contando historias de su infancia en la región de Qunu", donde vivió tras nacer en Mvezo.

Los medios de comunicación afirmaron que Mandela había dicho a sus familiares la semana pasada que quería regresar a su pueblo.

"Este es su hogar. Aquí creció y aquí construyó su primera casa cuando salió de la cárcel (...) Aquí están sus raíces", afirmó su nieto, quien dijo no saber cuánto tiempo planeaba quedarse en Qunu el ex presidente.

Mandela viajó el domingo en avión hasta el aeropuerto de Mthatha, capital de la Provincia Oriental del Cabo, donde una ambulancia militar lo llevó hasta el pueblo de su infancia.

La presidencia sudafricana indicó que Mandela había viajado a Qunu para realizar una visita que estaba prevista.

"Nos alegra que esté lo suficientemente bien como para poder viajar", dijo el actual presidente sudafricano Jacob Zuma.

Nelson Mandela viajó junto su tercera esposa, Graça Machel, viuda del ex presidente de Mozambique, Samora Machel, en medio de múltiples precauciones, según la prensa local.

Cuatro aviones y un helicóptero de socorro médico fueron desplegados en el aeropuerto de Mthatha, donde aterrizó el avión que transportaba a Mandela.

Tras ser transferido a la ambulancia militar, fue acompañado por una docena de vehículos hasta Qunu, según el diario The Times, que indica que testigos lo vieron conversar con algunos jóvenes.

Nelson Mandela, primer presidente negro sudafricano (1994-1999) pasó 27 años en prisión durante el régimen segregacionista blanco del apartheid.

Desde que se retiró de la política, en 2001, apareció cada vez menos en público. Antes de ser internado, se lo había visto por última vez, con aspecto frágil, en la clausura del Mundial 2010 de Fútbol, el pasado 11 de julio en Johannesburgo.