•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |

Estados Unidos anunció ayer martes la imposición de nuevas sanciones contra “siete entidades extranjeras”, incluyendo a la petrolera estatal venezolana Pdvsa, por mantener relaciones comerciales con Irán.

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no podrá participar en ningún contrato directamente con el gobierno estadounidense, ni acceder a programas de financiamiento ni a tecnologías estadounidenses.

Pero sí podrá vender petróleo en Estados Unidos, y vender refinados a través de su filial Citgo, que está presente en todo el país, explicó en rueda de prensa el subsecretario de Estado, James Steinberg.

Aproximadamente el 10% de las importaciones estadounidenses de crudo provienen de Venezuela, su quinto exportador mundial con un millón de barriles diario, según datos oficiales.

Venezuela “repudia” sanción
En tanto, desde Caracas el canciller venezolano Nicolás Maduro manifestó ayer su más contundente repudio por la sanción hostil de Estados Unidos a la petrolera estatal Pdvsa, y dijo que evaluará el alcance de esta decisión antes de emitir una “respuesta adecuada”.

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha tenido conocimiento de la decisión anunciada por el departamento de Estado de los Estados Unidos, de imponer sanciones a nuestra empresa nacional Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en el marco de su política unilateral de sanciones a la República Islámica de Irán”, dijo el ministro al leer un comunicado oficial.

“El gobierno manifiesta su más contundente repudio a esta decisión por constituir una acción hostil situada al margen del derecho internacional”, añadió el canciller.

Contra 16 entidades extranjeras más
Washington impuso sanciones además a otras 16 entidades extranjeras, incluyendo empresas chinas y de otros países por las relaciones comerciales que mantienen con Irán, Siria y Corea del Norte, vinculadas a la producción de armas de destrucción masiva o de misiles.

Las sanciones se aplican al amparo de una ley promulgada en 1996, en respuesta al controvertido programa nuclear iraní, cuyo objetivo para Washington es la construcción de un arma atómica.

Las medidas afectan a Pdvsa, a PCCI (Jersey/Irán), Real Oyster Group (Emiratos Árabes Unidos), Speedy Ship (Emiratos Árabes Unidos/Irán), Tanker Pacific (Singapur), Ofer Brothers Group (Israel) y Associated Shipbroking (Mónaco).

“La acción de hoy añade aún más presión sobre Irán para que cumpla con sus obligaciones internacionales”, dijo Steinberg.

La Unión Europea reforzó el lunes sus propias sanciones contra Irán, agregando más de 100 empresas a una lista negra de compañías afectadas por la congelación de activos, en medio de los esfuerzos para reanudar las negociaciones internacionales para que Teherán detenga su programa nuclear.

Steinberg indicó que Estados Unidos impuso sanciones también contra 16 entidades e individuos extranjeros, incluyendo algunos de China, Belarús, Irán, Corea del Norte, Siria y Venezuela, como parte de un esfuerzo por frenar la proliferación de armas de destrucción masiva.

Agregó que las sanciones fueron impuestas, “según lo acordado, para (impedir) la proliferación de actividades de apoyo a las ADM (armas de destrucción masiva) y los programas de misiles en Irán, Corea del Norte y Siria”.

“En el caso de Pdvsa, las sanciones eliminan cualquier acceso a contratos con el gobierno estadounidense, financiamiento para exportaciones o importaciones a Estados Unidos y licencias para el control de tecnologías petroleras, detalló Steinberg.

“Estas sanciones no impedirán la venta de petróleo de Pdvsa a Estados Unidos u a otros mercados y las sanciones no afectan a filiales”, añadió.

En rueda de prensa telefónica, altas fuentes del gobierno estadounidense precisaron luego a los periodistas que Pdvsa había pedido en el pasado acceso a licencias y financiamiento para exportaciones e importaciones, aunque no detallaron montos del impacto financiero que supondrían esas medidas.

Otra empresa venezolana, la Compañía de Industrias Militares de Venezuela, que ya fue sancionada en agosto de 2008, también recibió sanciones suplementarias en el marco de la lucha contra la proliferación de armas.