•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Barack Obama reconoció hoy "los límites inherentes" a las operaciones en Libia, circunscritas a bombardeos aéreos, y dio su respaldo al proyecto de lanzar en el próximo G8 un "programa de apoyo" político y económico a la "primavera árabe".

"Cuando se excluye el recurso de envío de tropas, se sienten los límites inherentes a las operaciones aéreas", afirmó Obama en el segundo día de una visita de Estado a Londres.

Pero, afirmó, "al final y al cabo, esto va a ser un proceso lento, continuo". "Continuaremos estos bombardeos hasta que los ataques de Kadhafi contra las poblaciones civiles cesen (...) El tiempo actúa contra Kadhafi", aseguró el presidente estadounidense durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro británico David Cameron.

"Es imposible imaginar el futuro de Libia con Kadhafi en el poder, debe irse", insistió, negándose a confirmar el envío de helicópteros británicos a Libia.

Para incrementar la presión, Londres y Washington quieren promocionar un "programa de apoyo" político y económico a la "primavera árabe" durante el G8 del jueves y viernes en Deauville (noroeste de Francia), anunció Cameron.

"El presidente y yo mismo estamos determinados a ponernos del lado de los que actúan por la libertad (...) Es el mensaje que dirigimos a la cumbre del G8 en la que respaldaremos un vasto programa de apoyo político y económico a los países que quieren reformas", agregó.

"Discutiremos mañana (jueves) con nuestros socios del G8 cómo algunos de nosotros, en el seno de la más amplia comunidad internacional, podemos respaldar a los países que construyen la democracia", declaró por su parte Obama.

París quiere convertir la cumbre de Deauville en el "momento fundador" de un una nueva "asociación de larga duración" entre los países árabes que apoyan la democracia y el G8 (EEUU, Rusia, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá), según la presidencia francesa.

Egipto y Túnez, cuyas temporadas turísticas se anuncian desastrosas, estimaron sus necesidades financieras entre 10.000 y 12.000 millones de dólares para el primero hasta mediados de 2012 y 25.000 millones de dólares para el segundo en cinco años.

Obama llamó por otra parte al presidente de Yemen Alí Abdalá Saleh a ceder el poder "inmediatamente", tras los nuevos enfrentamientos que causaron 38 muertos el martes, a raíz de la negativa del presidente yemení a firmar un acuerdo de transición pacífica del poder.

El dignatario estadounidense calificó por otra parte de "error" una demanda de los palestinos al Consejo de Seguridad de la ONU para que reconozca su Estado en las fronteras de 1967, estimando que un acuerdo implica compromisos desgarradores para ambas partes.

"El único modo en que vamos a ver un Estado palestino es si los israelíes y los palestinos se ponen de acuerdo en una paz justa", afirmó Obama.

"Creo firmemente que si los palestinos optan por la vía de Naciones Unidas en lugar de sentarse y negociar con los israelíes, será un error", agregó.

Poco antes de esta rueda de prensa conjunta, Cameron y Obama, en mangas de camisa bajo un sol radiante, habían servido salchichas y filetes a un grupo de militares durante una barbacoa organizada en el número 10 de Downing Street.

A media tarde, el presidente Obama debía pronunciar ante las dos cámaras reunidas del Parlamento británico el discurso "faro" de su gira de seis días por Europa (Irlanda, Reino Unido, Francia y Polonia, según sus consejeros.