•   WASHINGTON Y JOPLIN / AGENCIAS  |
  •  |
  •  |

Al menos 13 personas murieron a consecuencia de los tornados que sacudieron en las últimas horas los estados de Oklahoma, Kansas y Arkansas, en el medio oeste de EU, informaron ayer  las autoridades.

Las víctimas se suman a los 125 fallecidos y 750 heridos registrados en Joplin, Misuri, cuando un tornado arrasó el centro de esa ciudad el domingo por la noche.
El Servicio Meteorológico Nacional también detectó tornados en Dallas y en varios condados del norte de Texas.

Ayer miércoles  por la mañana la Oficina Forense de Oklahoma indicó que por lo menos ocho personas murieron por los tornados del martes, mientras que la Policía en Arkansas cifró las víctimas en ese estado en al menos tres, y en Kansas se informó de dos muertos.

Intensa búsqueda
Equipos de rescate y familiares de las víctimas del tornado ocurrido la noche del domingo en Joplin, Misuri, seguían tras los rastros ayer  miércoles de las 1,500 personas desaparecidas mientras le hacían frente a la nueva tormenta, desencadenada por huracanes en estados vecinos.

El frente de mal tiempo se extendía por el centro de Estados Unidos, a través de Oklahoma, el norte de Texas y Kansas, donde dos personas murieron cuando los fuertes vientos lanzaron un árbol encima de una camioneta que circulaba en una carretera, según la Agencia estatal para el manejo de emergencias.

En Arkansas, por lo menos una persona murió la madrugada de ayer, cuando un tornado arrasó la pequeña localidad de Denning, donde residen unas 270 personas, informó el portavoz de la Agencia, Tommy Jackson.

La tormenta asustó a los habitantes de Misuri, donde grupos de rescate seguían buscando sobrevivientes en Joplin -50,000 habitantes- mientras sus golpeados residentes excavaban entre las ruinas de las casas en busca de sus pertenencias.

La madrugada del miércoles la tormenta parecía haber pasado por la ciudad sin mayores incidentes, según imágenes satelitales del Servicio Meteorológico Nacional estadounidense.

Encuentran a 17 sobrevivientes
Apenas dos personas fueron encontradas vivas el martes entre cientos que aún están desaparecidas, y el lunes hallaron a 17 sobrevivientes entre los escombros que dejó el gigante embudo de nubes de varios kilómetros de diámetro y con vientos de hasta 320 kilómetros por hora que pasó por Joplin el domingo.

Las autoridades dijeron que el tornado de Joplin, con su saldo de 125 víctimas es el más mortífero en Estados Unidos desde el comienzo de los registros modernos en 1950. Un tornado en Flint, Michigan, en 1953 dejó 116 muertos.

Las pérdidas de bienes asegurados provocadas por el tornado podrían ubicarse entre 1,000 millones y 3,000 millones de dólares, dijo el martes la empresa de evaluación de riesgos Eqecat.

Más de 8,000 edificios de Joplin fueron dañados o destruidos cuando el tornado de más de varios kilómetros de ancho llegó rugiendo tras una advertencia emitida apenas 24 minutos antes.

El huracán masivo del domingo dejó una franja de destrucción a lo largo de 6.4 kilómetros de largo y más de un kilómetro de ancho.

Las historias de las víctimas se multiplican en las emisiones radiales y en las redes sociales que buscan encontrar a sus seres queridos.

La familia del bebé de 16 meses, Skyular Logsdon, busca sin descanso a este niño que fue arrancado de los brazos de su madre por el huracán.

“No, no lo hemos encontrado”, escribió su abuela, Milissa Burns, en Facebook.

Según algunos informes de prensa, unas 1,500 personas están desaparecidas, aunque se espera que algunas hayan encontrado refugio en casa de amigos o familiares fuera del área cercana, sin haber sido censadas por las autoridades, lo que explicaría su falta de respuesta al llamado.