•   DEAUVILLE  |
  •  |
  •  |

La primera dama de Francia, Carla Bruni Sarkozy, hizo gala de su embarazo hoy al recibir a algunas de las esposas de los principales dirigentes que asisten a la Cumbre del G8 en el lujoso balneario francés de Deauville (noroeste).

Luciendo un vestido blanco por encima de la rodilla y una chaqueta negra un poco más larga, la esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy, con quien contrajo matrimonio en febrero de 2008, recibió en la escalinata de la Villa Strassburger a cuatro de las cónyuges para la foto de familia.

Tras un almuerzo de trabajo, las cinco mujeres mantendrán un encuentro con productores de Normandía, región del noroeste francés, conocida por sus productos lácteos, por su producción de manzanas y aguardiente.

María Barroso, esposa del presidente la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; Laureen Harper, esposa del primer ministro de Canadá, Stephen Harper; Geertrui Van Rompuy, esposa de Herman Van Rompuy y Svetlana Medevedeva, esposa del presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, fueron las únicas que respondieron a la invitación de Carla Bruni.

La primera dama de Estados Unidos Michelle Obama y la esposa del primer ministro británico Samantha Cameron no acompañan a sus esposos a la cumbre del G8 en Deauville (noroeste).

La Casa Blanca no precisó los motivos de la ausencia de la esposa de Barack Obama. Downing Street confirmó que la esposa de David Cameron no estará en Deauville para quedarse con su pequeña Florence, de menos de un año.