•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex presidente Manuel Zelaya volverá a Honduras este sábado, tras 16 meses de exilio y casi dos años después de haber sido derrocado en un golpe de Estado.

La siguiente es la cronología de la crisis:

2009
28 de junio:
Zelaya pretende hacer una consulta nacional para realizar un referéndum y cambiar la Constitución, contra la opinión de los líderes del Congreso y la Corte Suprema. Unos 200 militares entran a su casa en la madrugada y lo expulsan a Costa Rica. El Congreso designa a su titular, Roberto Micheletti, al frente de un nuevo gobierno, pero la comunidad internacional cataloga el hecho como golpe de Estado.

30 de junio: La Asamblea General de la ONU pide restaurar a Zelaya en el poder.

2 de julio: Los embajadores de la Unión Europea en Honduras abandonan el país.

4 de julio:
La OEA suspende a Honduras.

5 de julio: El Ejército impide el aterrizaje de avión de Zelaya en Tegucigalpa.

7 de julio:
El presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, asume como mediador.

18 de julio: Arias propone el "Acuerdo de San José", que incluye la restitución de Zelaya. Micheletti lo rechaza y Zelaya da el diálogo por acabado.

24 de julio: Zelaya pisa brevemente el lado hondureño de la línea fronteriza y luego vuelve a Nicaragua.

3 de septiembre: EEUU suspende ayuda a Honduras por más de 30 millones de dólares.

10 septiembre: EEUU revoca visas de Micheletti y de decenas de funcionarios y empresarios hondureños.

21 de septiembre:
Zelaya regresa en secreto a Honduras y se refugia en la embajada de Brasil.

27 de septiembre: Micheletti restringe libertades y silencia temporalmente medios opositores.

7 de octubre: Delegados de Zelaya y Micheletti abren diálogo supervisado por la OEA.

28 de octubre: Llega a Honduras el responsable de la diplomacia estadounidense para América Latina, Thomas Shannon, quien logra sentar en la mesa negociadora a delegados de Micheletti y Zelaya.

30 de octubre: Ambas partes aceptan acuerdo para poner fin a la crisis. Micheletti accede a que el Congreso decida si Zelaya debe ser restituido.

5 de noviembre: En cumplimiento del acuerdo, Micheletti anuncia la integración de un gabinete de "unidad y reconciliación", pero no incluye a los miembros sugeridos por Zelaya.

6 de noviembre:
El equipo de Zelaya declara que el acuerdo "fracasó" y culpa de ello a Micheletti.

29 de noviembre: Porfirio Lobo, del derechista Partido Nacional, es elegido presidente para el periodo 2010-2014. En los comicios vota el 49% del electorado y sólo son reconocidos por Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Perú y Colombia.

2 de diciembre: El Congreso hondureño rechaza por abrumadora mayoría restituir a Zelaya.

8 de diciembre: Arias y el presidente panameño Ricardo Martinelli le piden a Lobo que consiga la renuncia de Micheletti para obtener reconocimiento internacional.

2010
13 de enero: El Congreso nombra "diputado vitalicio" a Micheletti, con el fin de asegurarle inmunidad de por vida. Tal cargo no existe en la Constitución.

19 de enero: Lobo se compromete, en un documento firmado con el presidente dominicano Leonel Fernández, a otorgar un salvoconducto a Zelaya para que salga del país.

25 de enero: Asume el nuevo Congreso hondureño.

26 de enero: Congreso aprueba amnistía para eventuales delitos políticos de Zelaya y de los golpistas.

27 de enero: Lobo toma posesión y permite a Zelaya a viajar a República Dominicana.

2011
2 de marzo: Corte Suprema nombra jueces para los juicios contra el ex mandatario.

25 de marzo: Juez rechaza anular juicios a Zelaya pero suspende las órdenes de captura.

2 de mayo: Corte de Apelaciones anula los juicios.

6 de mayo: Fiscalía acepta anular procesos pero deja abierta la posibilidad de reabrirlos a futuro.

9 de abril: Lobo se reúne en Cartagena con los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Hugo Chávez, que actúan como mediadores.

19 de mayo: Dirigente opositor Juan Barahona anuncia en Managua el regreso de Zelaya al país para el 28 de mayo.

22 de mayo: Lobo y Zelaya firman en Cartagena el acuerdo para poner fin a la crisis. Horas después cuatro presidentes centroamericanos se reúnen en Managua y dan su apoyo al acuerdo. En la misma cita Nicaragua reconoce a Lobo.