•  |
  •  |

BELGRADO / AFP

El presidente serbio Boris Tadic anunció ayer jueves la detención del exjefe militar de los serbios de Bosnia, general Ratko Mladic, acusado de genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad, y el hombre más buscado en Europa desde hace 16 años por la justicia internacional.
“Esta mañana (ayer jueves), Ratko Mladic fue detenido en territorio serbio”, afirmó el presidente, sin revelar el lugar exacto del arresto de uno de los presuntos criminales de guerra más buscados por el Tribunal Penal Internacional para exYugoslavia (TPIY).
En una primera reacción, los familiares de las víctimas de Srebrenica, donde fueron asesinados aproximadamente 8,000 musulmanes en 1995, se declararon “aliviados” por la noticia.
Mladic es considerado uno de los principales artífices de la política de “limpieza étnica” en Bosnia, junto al expresidente serbobosnio Radovan Karadzic, detenido en julio de 2008 también en Serbia.

Reacción favorable en el mundo
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aplaudió la “determinación” del presidente serbio Boris Tadic para arrestar al exjefe serbobosnio Ratko Mladic, reclamado por la justicia internacional por crímenes de guerra en la exYugoslavia.
“Hace 15 años, Ratko Mladic ordenó la ejecución sistemática de unos 8,000 hombres y niños desarmados en Srebrenica. Hoy, está entre rejas”, dijo Obama en una declaración escrita divulgada en la Cumbre del G8 en la localidad francesa de Deauville (noroeste).
“Aplaudo al presidente Tadic y al gobierno de Serbia por su determinación para garantizar que Mladic fuera hallado y enfrente a la justicia. Esperamos su transferencia expeditiva a La Haya”, agregó.
El presidente francés Nicolas Sarkozy aseguró, por su lado, que el arresto de Mladic es un “paso más hacia la integración de Serbia en la Unión Europea”.
El fiscal del TPIY, Serge Brammertz, declaró que Serbia “cumplió una de sus obligaciones internacionales” con la detención del exgeneral serbobosnio.

Capturado en Lazarevo
Fuentes de seguridad serbias, dijeron a la AFP que unidades especiales irrumpieron en una casa de un pariente de Mladic en Lazarevo, una pequeña localidad al noreste de Serbia, cerca de la frontera con Rumania, a unos 80 km de Belgrado, y arrestaron al sospechoso.
Tras su arresto, Mladic fue llevado a la Corte Especial para crímenes de guerra de Belgrado, para que se le comunicaran las acusaciones del TPIY.
La audición de Ratko Mladic ante el juez serbio por crímenes de guerra, en Belgrado, fue interrumpida a causa del estado de salud del acusado y los médicos determinarán hoy  viernes si puede comparecer, indicó a la prensa su abogado, Milos Saljic.
El juez “trató de interrogar a Ratko Mladic, pero no pudo pues está en una condición psicológica y física difícil. Es difícil establecer cualquier comunicación con él”, indicó el abogado.
“El juez decidió interrumpir el interrogatorio. Durante la jornada de mañana (hoy viernes), los médicos determinarán si está en condiciones de comparecer ante el tribunal” serbio por crímenes de guerra, añadió Saljic.
“El proceso de extradición está en curso” hacia La Haya, donde está la sede del TPIY, que inculpó a Mladic, de 68 años, por genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad durante la guerra de Bosnia (1992-1995), afirmó Tadic.
En julio de 1995, las tropas que el general tenía a sus órdenes se apoderaron del enclave musulmán de Srebrenica, que se hallaba teóricamente bajo protección de fuerzas de la ONU, y perpetraron una matanza de casi 8,000 hombres y adolescentes musulmanes desarmados.
La justicia internacional le reprocha, asimismo, el papel que cumplió durante el asedio a Sarajevo.
Con el arresto de Mladic, todos los inculpados por esta matanza --calificada de genocidio por el TPI-- ya han sido detenidos.