•   Islamabad  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, visitó hoy Islamabad con la mirada puesta en la lucha antiterrorista y la guerra afgana para reconducir la relación con Pakistán, en crisis tras la muerte de Osama Bin Laden.

"No hay absolutamente ninguna prueba de que alguien al más alto nivel en el Gobierno paquistaní supiera que Osama Bin Laden vivía solo a unas millas de donde estamos hoy", declaró Clinton en rueda de prensa tras reunirse con las cúpulas civil y militar de Pakistán.

Aunque Clinton descartó que las autoridades paquistaníes estuvieran al tanto de la presencia del jefe de Al Qaeda en la finca donde lo mataron los comandos estadoundinenses el 2 de mayo, lanzó varias advertencias a sus interlocutores.

"Muchos de los más despiadados terroristas, incluidos los líderes de Al Qaeda más importantes, han estado viviendo en Pakistán", explicó.

La jefa de la diplomacia norteamericana desveló que la parte paquistaní le ha admitido que "alguien, en algún lugar" conocía el paradero de Bin Laden antes de la operación en la ciudad de Abbottabad, pero no dio más detalles al respecto.

"Esta es una visita especialmente importante porque hemos llegado a un punto de inflexión. Osama Bin Laden está muerto, pero Al Qaeda y su consorcio del terror siguen suponiendo una amenaza seria para ambos", alertó, en referencia a sus países respectivos.

La secretaria de Estado exigió también a Pakistán que no agite el "antiamericanismo" ni se refugie en las "teorías de la conspiración", en alusión a las criticas a EU y el escepticismo popular sobre la operación de EEUU contra Bin Laden.

Según un sondeo británico, un 66 por ciento de los paquistaníes no creen que EEUU matara al jefe de Al Qaeda en la operación, ejecutada por cuatro helicópteros con fuerzas de élite que llegaron hasta Abbottabad, situada no lejos de la capital.

Acompañada por el jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, Mike Mullen, que en unos meses dejará el cargo, Clinton dijo hoy haber fijado con los paquistaníes una serie de "acciones específicas" en la lucha antiterrorista, aunque no las detalló.

Y también apostó por la cooperación tanto en "desmantelar" a la red terrorista Al Qaeda en Pakistán como en el proceso de diálogo con los grupos insurgentes en Afganistán, donde Islamabad está "legitimado" para exigir protagonismo.

"Hay un impulso hacia la reconciliación política en Afganistán, pero la insurgencia sigue operando desde sus santuarios en Pakistán", insistió.

Washington lleva tiempo presionando a Pakistán para que deshaga sus supuestos vínculos con la red integrista Haqqani, que lanza violentos golpes contra las tropas extranjeras en Afganistán desde su base en la región tribal paquistaní de Waziristán del Norte, donde los norteamericanos quieren ver una operación antitalibán.

Pese a ello, Clinton elogió los sacrificios de Pakistán en la lucha contra el terror y puso como un ejemplo de colaboración que los servicios secretos norteamericanos (CIA) hayan podido acceder hoy a la finca de Bin Laden con permiso paquistaní.

Más circunspecto, el almirante Mullen tomó la palabra en la comparecencia ante la prensa y reconoció la "tensión" entre ambos países.

"Necesitamos reconstruir la confianza entre ambos Ejércitos", concedió Mullen, que durante los últimos años mantuvo una buena relación con la cúpula militar paquistaní.

Tanto Clinton como Mullen se reunieron durante la visita con el presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani, y el director de los servicios secretos (ISI), Ahmed Shuja Pasha.

En un comunicado emitido al término de la visita, Zardari dijo haber trasladado a Clinton "el sentimiento popular en asuntos como la soberanía nacional", en la línea de la protesta emitida por el Parlamento días después de la operación contra Bin Laden.

Superada la sorpresa inicial por la acción, tanto el Ejército como el Gobierno paquistaníes criticaron a EEUU por haber violado su soberanía para eliminar a Bin Laden, pero se ha hecho poco hincapié en la presencia del líder de Al Qaeda tan cerca de Islamabad.