•   MADRID  |
  •  |
  •  |
  • AFP

España pedirá "una respuesta" en el marco de la Unión Europea por los daños provocados por la sospecha lanzada sobre los pepinos españoles, a los que las autoridades alemanas atribuyen propagar una bacteria potencialmente mortal, anunció el lunes la ministra de Agricultura.

"Se está dañando la imagen de España, se está dañando el sector productor español y el gobierno español no está dispuesto a consentir esta situación", declaró la ministra, Rosa Aguilar, en rueda de prensa.

"Los daños al sector español son cuantiosísimos", añadió, asegurando que se trata de "daños bastante irreversibles".

"Activaremos rápidamente todos los mecanismos de ayuda previstos en el cuadro de la OMC", la Organización Mundial del Comercio, indicó la ministra.

"Solicitaremos lógicamente en el marco de la Unión Europea también una respuesta por los daños y perjuicios habidos, y plantearemos también a Alemania que asuma la responsabilidad que le corresponde al respecto" añadió.

Las autoridades alemanas y europeas seguían buscando el lunes el origen de la bacteria que causó una undécima víctima mortal.

Las primeras sospechas apuntaron hacia España, tras confirmarse que pepinos producidos por dos empresas de Andalucía (sur) habían sido identificados como la fuente de contaminación.

Pero no se descarta que la contaminación haya podido producirse a lo largo de la cadena de distribución.