•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, lamentó hoy el fallecimiento este domingo del dirigente de la región separatista georgiana de Abjasia, Serguéi Bagapsh, a quien catalogó como un "jefe de Estado digno y noble".

"Con profundo dolor conocimos la noticia del fallecimiento repentino del querido compañero y amigo Serguéi Bagapsh, presidente de la República de Abjasia", indicó el mandatario nicaragüense en una nota de condolencias enviada al primer ministro de la región separatista, Serguéi Samba.

En la carta, cuya copia fue enviada a la prensa, Ortega expresó que en su corazón quedó "grabado para siempre" la visita que hiciera a Nicaragua el fallecido dirigente abjaso con motivo del 31 aniversario de la revolución sandinista, el 19 de julio de 2010.

En esa ocasión, el líder sandinista otorgó a Bagapsh la orden "Augusto C. Sandino" en el grado de batalla de San Jacinto.

"Recordamos con cariño sus emotivas palabras en la Plaza de la Fe (Juan Plabo II, en Managua) y en las reuniones que sostuvimos (...) le recordamos como un jefe de Estado digno y noble, y esa memoria está grabada en el espíritu de lucha y soberanía de todos los nicaragüenses", indicó Ortega en su misiva.

Bagapsh, que murió el domingo a los 62 años por complicaciones postoperatorias, es considerado el arquitecto de la independencia de Abjasia, para lo que contó con la ayuda económica y militar de Rusia.

Nicaragua fue el segundo país en el mundo, después de Rusia, en reconocer la independencia de las regiones separatistas y prorusas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia, en 2008.

Georgia, que mantenía relaciones con Nicaragua desde el 19 de septiembre de 1994, rompió vínculos con Managua en respuesta a la decisión de Ortega de reconocer, el 2 de septiembre de 2008, la independencia de esas provincias separatistas.

Bagapsh fue despedido oficialmente este lunes en una ceremonia en Moscú, Rusia.