•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) dieron inicio este miércoles a la reunión extraordinaria para readmitir a Honduras, a casi dos años de que fuera suspendido tras el golpe de Estado de junio de 2009.

La Asamblea General extraordinaria en Washington se produce cuatro días después de que volviera a Honduras el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado por el golpe, la principal exigencia de los 33 miembros activos de la OEA para que el país centroamericano ingresara nuevamente a la organización.

Al abrirse la sesión, casi tres horas más tarde de lo previsto debido a intensas negociaciones de última hora, el único interrogante era Ecuador, que mantenía su postura de exigir primero que sean procesados los golpistas hondureños que siguen ocupando cargos en el actual gobierno.

La readmisión de Honduras permitiría regularizar definitivamente su situación en la comunidad internacional, y cerrar un nefasto capítulo que se abrió con el golpe condenado unánimemente en el mundo como un retorno al pasado inestable en América Latina.