•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos defendió hoy el eventual regreso de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) y aseguró que continuará trabajando con el presidente hondureño, Porfirio Lobo, para promover "un mayor respeto a los derechos humanos" en ese país.

El Departamento de Estado respondió así a una carta que enviaron el martes 87 legisladores demócratas a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la que recomendaron la posible suspensión de la ayuda estadounidense a Honduras para garantizar el fin de los abusos a los derechos humanos.

"Alentar el respeto a los derechos humanos ha sido y seguirá siendo una de las más altas prioridades de Estados Unidos. Elogiamos el firme compromiso del presidente Porfirio Lobo de fortalecer el respeto a los derechos humanos, y las medidas concretas de su Gobierno para impulsar esa meta", dijo la agencia federal en un comunicado.

"Estados Unidos continuará trabajando con el Gobierno de Lobo para promover un mayor respeto a los derechos humanos en Honduras", aseguró.

Por otra parte, destacó que la OEA debe levantar "de inmediato" la suspensión de Honduras del organismo regional, que hoy mismo debate el asunto.

"Honduras fue suspendida de la OEA debido a una brecha en el orden constitucional. Ese problema ha sido resuelto", enfatizó la nota, al referirse a la suspensión a raíz del golpe de Estado de junio de 2009.

Por otra parte, reconoció que a EU le preocupan "informes sobre la continua violencia, las amenazas y la intimidación de defensores de los derechos humanos, activistas, periodistas" y contra miembros de la comunidad homosexual, tal como describió la misiva de los congresistas.

No obstante, consideró que la participación en la OEA "permitiría que Honduras se beneficie plenamente de la capacidad" del organismo de promover "los derechos humanos y el buen Gobierno".

"La reinserción de Honduras permitirá que la OEA ayude a mejorar la situación de los derechos humanos", argumentó el Departamento de Estado.

La nota recordó que, en todo caso, la Asamblea General de la OEA, que se celebrará la próxima semana en El Salvador, analizará el tema de la seguridad ciudadana, un asunto "clave" en Honduras, "que lucha por revertir una alta tasa de criminalidad y la infiltración de organizaciones del narcotráfico".

"Hemos vigilado de cerca la respuesta del Gobierno de Lobo a las protestas, a la vez que reconocemos su derecho a mantener el orden público y responder a la violencia dirigida contra el personal policial", puntualiza la nota.