•   LA PAZ / EFE  |
  •  |
  •  |

El Gobierno boliviano mantuvo ayer mutismo total sobre su invitación al ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, requerido en Argentina por un atentado que causó 85 muertos en 1994, y sobre la petición de que abandonara Bolivia cuando llegó una enérgica protesta de Buenos Aires.

Ninguna autoridad brindó explicaciones sobre la breve visita de Vahidi a la ciudad oriental de Santa Cruz, donde apareció el martes con el presidente Evo Morales en un acto militar, y ni siquiera ha sido divulgada en La Paz una carta de disculpa enviada a Buenos Aires por el canciller David Choquehuanca.

La prensa boliviana, excepto los medios oficiales, que omiten el tema, informa del incidente con base en esa carta, distribuida anoche por el ministerio argentino de Exteriores.

Choquehuanca dice en la carta a su par argentino, Héctor Timerman, que el Ministerio boliviano de Defensa “desconocía” los antecedentes del iraní cuando lo invitó, pero fuentes diplomáticas suramericanas afirman que Buenos Aires incluso advirtió previamente a La Paz de que Vahidi tiene orden de captura internacional.
El Gobierno boliviano pidió al argentino que no considere este “gran incidente” un “agravio” que pudiera afectar las relaciones bilaterales, que calificó de “excelentes”.

Fuentes bolivianas dijeron a EFE extraoficialmente que Buenos Aires quedó “satisfecho” con la disculpa, pero las fuentes argentinas no lo confirman.

Confirman carta de disculpa
El embajador argentino en La Paz, Horacio Macedo, dijo a periodistas ayer que recibió la carta de disculpa de Choquehuanca anoche en su residencia y que “será la Cancillería argentina la que se exprese sobre el particular”.

Vahidi es requerido por el atentado terrorista en Buenos Aires contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en 1994, en el que murieron 85 personas, incluidos 6 bolivianos, según recordaron diplomáticos argentinos.

El ministro iraní, cuya visita a Bolivia no había sido anunciada oficialmente, acompañó a Morales en un acto del Colegio Militar de Aviación y estaba prevista su asistencia a la inauguración de la escuela de Defensa y Seguridad de la Alianza Bolivariana (ALBA), pero no apareció en este segundo acto castrense.

En declaraciones en Santa Cruz a medios locales, Vahidi señaló que Irán está dispuesto “a ofrecer todo tipo de cooperaciones” a Bolivia en el área militar, “si hay demanda por parte del Gobierno”.

También se refirió a la aspiración boliviana de lograr una salida al Pacífico, que perdió en una guerra con Chile a fines del siglo XIX, y abogó por una solución “por la vía diplomática”.