•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Honduras puede ser azotada por al menos dos huracanes durante la temporada de ciclones en el Caribe que inició este miércoles y finaliza el 30 de noviembre, informaron hoy fuentes oficiales en Tegucigalpa.

El jefe de Alerta Temprana de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Juan José Reyes, dijo a periodistas que para este año se espera la formación de entre 16 y 18 tormentas tropicales, de las que de cuatro a cinco podrían alcanzar la categoría de "grandes huracanes", y al menos dos de ellas podrían afectar a Honduras.

Por su parte, el meteorólogo Gerson Sierra, del Servicio Meteorológico Nacional, dijo a los periodistas que las primeras ondas tropicales se harán sentir a partir de la segunda quincena de junio, por lo que desde ahora "se mantiene una alerta de 24 horas" para rastrear el surgimiento de los fenómenos naturales.

Honduras es un país que quedó más vulnerable a los desastres naturales a raíz del paso del huracán "Mitch" a finales de 1998, que dejó pérdidas materiales por más de 4.000 millones de dólares y unos 5.657 muertos, según informes oficiales.

Este año las autoridades de la Copeco han reforzado sus programas de prevención y protección a nivel central y departamental porque las precipitaciones serán mayores a las de 2010.

De hecho, las primeras fuertes lluvias que cayeron en el país en mayo pasado causaron daños en siete de los 18 departamentos, según registros de la Copeco.

La intensidad de las lluvias obligó a la Copeco a declarar el pasado domingo alerta preventiva durante 72 horas, que vence hoy, en diez departamentos situados en el sur, centro, oriente y occidente del país.

Las lluvias han dejado hasta ahora un muerto, 2.362 afectados, 363 evacuados, 122 albergados, 457 casas con daños reparables y cuatro destruidas totalmente, según la Comisión Permanente de Contingencias.

Las alertas también incluyen al Cuerpo de Bomberos, el Ejército y otras instituciones de protección civil que trabajan en coordinación con la Copeco.

En la región sur, fuertes marejadas se han registrado en las últimas dos semanas en comunidades hondureñas a orillas del Golfo de Fonseca, región del Pacífico que Honduras comparte con El Salvador y Nicaragua.

Las marejadas causaron daños en pequeños negocios y viviendas de comunidades como Marcovia y Cedeño, donde el agua del mar se adentró hasta unos 150 metros en las poblaciones afectadas, según informes oficiales.