•   LIMA /AFP  |
  •  |
  •  |

El candidato izquierdista Ollanta Humala ostenta una ligera ventaja sobre su rival Keiko Fujimori en víspera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, de 50.8% contra 49.2%, según una encuesta de la empresa Datum a la que este sábado accedió la AFP.

Humala, de Gana Perú, obtiene 50.8% de las intenciones de voto válido contra 49.2% para Fujimori, de Fuerza 2011, lo que constituye un empate técnico, según el sondeo de Datum, que entrevistó a 5.015 personas entre el 2 y 3 de junio, y que un margen de error de 1,4 puntos. El estudio señala que 8,9% de las personas dice que votará en blanco o anulará su voto.

El viernes, una encuesta de Datum, realizada entre el 31 de mayo y el 1 de junio, arrojó que Fujimori tenía una mínima ventaja sobre Humala de 50,6% contra 49,4%, también un empate técnico. La elección presidencial se celebrará hoy domingo. Las cinco principales encuestadoras del país han arrojado un empate técnico entre Humala y Fujimori.

Incierta elección presidencial

Bajo un clima incierto y polarizado 19,9 millones de peruanos acudirán hoy domingo a las urnas para optar entre el nacionalista de izquierda Ollanta Humala y la derechista Keiko Fujimori, en una segunda vuelta presidencial con un desenlace imposible de prever.

Los comicios para elegir al sucesor de Alan García se realizarán entre las 08:00 (13:00 GMT) y las 16:00 horas locales (21:00 GMT) de hoy domingo, y marcarán el final de una agresiva campaña a la que ambos candidatos llegan en situación de empate técnico en los sondeos.

Humala, un militar retirado de 48 años, a quien sus opositores señalan su cercanía con el presidente venezolano Hugo Chávez, es temido por la posibilidad de que cambie el modelo económico que ha hecho de Perú el país con mayor crecimiento en América Latina en la última década en nombre de luchar contra la pobreza en que está 34% de la población.

Chávez apoyó a Humala desde las elecciones de 2006. Pero desde entonces el candidato deslindó de él y declara sentirse más cercano al modelo brasileño e inclusive al argentino, precisando que muchas de las medidas aplicadas en Venezuela (como intervención en la tasa de cambio o en el Banco Central) no son aplicables en Perú.

Por su parte, Keiko Fujimori, congresista de 36 años, carga el lastre del gobierno de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), caracterizado por la violación a los DDHH y la corrupción por los que él mismo fue condenado a 25 años de prisión en 2009.

Uno de los mayores temores que despierta en sus opositores es la eventual liberación de su padre: “Generaría una situación muy difícil, pues encontraría una oposición social muy fuerte y los problemas de gobernabilidad serían muy grandes”, dijo el historiador Nelson Manrique a la AFP.

Elección cerrada

“Es una elección cerrada, con final de fotografía donde quien gane lo hará por una cabeza”, según Fernando Tuesta, director del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica.

De ganar, Fujimori sería la primera mujer en gobernar el Perú y se convertiría en la cuarta en ejercicio en América Latina junto con Dilma Rousseff en Brasil, Cristina Fernández en Argentina y Laura Chinchilla en Costa Rica.

Si es electo Humala -que en el año 2000 encabezó una fallida rebelión militar contra Alberto Fujimori- sería el tercer militar golpista en la región en llegar al poder por las urnas tras Hugo Chávez en Venezuela y Lucio Gutiérrez en Ecuador.

Los primeros resultados oficiales empezarían a conocerse a partir de las 20:00 horas locales (01:00 GMT del lunes), según las autoridades electorales. La campaña se ha caracterizado por una satanización de Humala por parte de los mayores grupos de prensa peruanos, que perciben en él una amenaza a la democracia.

“La prensa más que realizar campaña propagandística a favor de Keiko ha hecho una campaña de satanización de Humala”, dijo Mirko Lauer, columnista del Influyente diario La República, a la AFP.

A favor de Humala, sin embargo está el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, quien este sábado dijo en Madrid que la victoria de Keiko Fujimori sería “un desastre”. “Sería una pena que la democracia que tenemos desde hace 10 años (...) retrocediese y volviéramos a un periodo de autoritarismo que fue de una enorme corrupción y muchísima violencia para el país”, declaró en la Feria del Libro de Madrid.

En Lima Dante Caputo, jefe de la misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que las organizaciones políticas y los ciudadanos “deben respetar los resultados finales y oficiales del organismo electoral”.

Por su parte José Ignacio Salafranca, jefe de la Misión de Observación de la Unión Europea, pidió “tranquilidad y respeto” en la jornada electoral.

Magdalena Chu, jefa de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), encargada de los comicios peruanos, aseguró que su institución ofrece “todas las garantías” para que este domingo se desarrolle un proceso normal y señaló que la ley Orgánica de Elecciones “hace imposible que se pueda realizar un fraude”.