•   GUATEMALA / AFP  |
  •  |
  •  |

Al menos 14 presuntos integrantes del cartel mexicano Los Zetas, entre ellos cuatro mexicanos y cinco mujeres, fueron detenidos este sábado por la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala en Cobán, Alta Verapaz, 215 km al norte de la ciudad, según fuentes oficiales.

“Las detenciones se produjeron luego de realizar algunos allanamientos en varias viviendas de esa ciudad”, dijo el vocero de las fuerzas de seguridad Donald González a la AFP. También se decomisaron ocho fusiles de asalto y dos lanzacohetes RPG-7, así como municiones de diferentes calibres, tolvas para fusiles y chalecos blindados, agregó.

“A 13 días del asesinato del fiscal auxiliar Allan Stowlinsky Vidaurre detuvimos a la estructura criminal responsable de este crimen”, afirmó este sábado en rueda de prensa la fiscal general Claudia Paz. Vidaurre fue secuestrado el pasado 23 de mayo en Cobán (Alta Verapaz) y su cuerpo, descuartizado, fue abandonado en la madrugada en varias áreas de dicha ciudad.

En tanto, el ministro del Interior, Carlos Menocal, detalló que entre los detenidos figura el mexicano Salvador Arguelles, a quien sindican de ser uno de los autores materiales del crimen y desmembramiento del fiscal, quien participó en varias investigaciones antinarcóticas.

“Es uno de los autores materiales del crimen del auxiliar fiscal. En su teléfono celular encontramos evidencia fotográfica y un vídeo del crimen del auxiliar fiscal, lo que consideramos evidencia contundente para vincularlo al caso”, detalló Menocal.

De acuerdo con Paz, esta estructura también está vinculada con el secuestro y asesinato de tres personas, crímenes que se relacionan también con el asesinato y decapitación de 27 labriegos en Petén, unos 550 kilómetros al norte de la capital guatemalteca.

Y es que tanto estos secuestros como la masacre fueron supuestamente perpetrados por el grupo Z-200 (célula del cartel Los Zetas) en busca de Otto Salguero, dueño de la finca Los Cocos, en el departamento de Petén, a quien sindican de distribuir cargamentos de droga al mexicano cartel del Golfo.

Según los informes oficiales, entre los 14 detenidos figuran cuatro mexicanos y cinco mujeres, dos de ellas hondureñas y una nicaragüense. Además, entre los guatemaltecos detenidos está un agente de la PNC, identificado como Víctor Omar Guillermo.

Menocal explicó que éste es el primer agente capturado que tiene vinculación con el cartel mexicano Los Zetas.

En una actividad pública el presidente Álvaro Colom felicitó a las fuerzas de seguridad y la Fiscalía por la captura de estas personas. “No voy a descansar hasta que quede libre la ciudadanía”, afirmó el gobernante guatemalteco.

Las capturas y el decomiso se suman a la incautación de un arsenal el viernes pasado en una zona residencial ubicada a sólo 2 km de la Granja Penal de Rehabilitación Pavón, 25 km al este de la ciudad.

En esa área la PNC localizó dos fusiles, 54 tolvas para fusil M-16, 13 tolvas para AR-15, nueve explosivos tipo Booster, dos minas Claymore, 47 granadas calibre 40 mm y 34 bombas de gas lacrimógeno, además de uniformes e implementos militares y equipo electrónico.

Estos operativos, según investigadores de la PNC, resultan de la investigación tras la captura de tres personas el martes pasado en el kilómetro 81 de la ruta al Atlántico (norte), a las que les decomisaron 334 kilos de cocaína y documentos mexicanos.

Los Zetas, cuyas redes se extienden desde el sur de Estados Unidos a varios países de Centroamérica, es un grupo creado por militares mexicanos que desertaron hace unos años para unirse al cartel del Golfo, al que ahora se enfrentan.

El accionar de este grupo en Guatemala ha provocado que Colom decrete estado de sitio en dos departamentos. El primero fue Alta Verapaz, el 19 de diciembre pasado y el segundo Petén, el 16 de mayo, tras la masacre de los campesinos.