•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, consideró hoy que todavía no se ha derrotado "definitivamente" a los sectores golpistas en Honduras pese a su "aislamiento profundo", pero se mostró optimista de que sean "castigados" en los próximos meses o años.

"La derrota definitiva de los sectores golpistas todavía no se puede dar como definitivo", sostuvo Maduro, en una entrevista con el canal privado Televen.

Para el jefe de la diplomacia venezolana, los sectores golpistas hondureños que sacaron del poder por la fuerza a Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009 han sufrido "un aislamiento profundo", pero no han sido eliminados.

"Nosotros somos optimistas a aspirar que en los meses y años que van a venir va a haber un castigo a los golpistas y seguiremos avanzando en blindar los procesos de transformación democrática de estos factores perturbadores", indicó, al mencionar las garantías del acuerdo de Cartagena (Colombia).

Ese pacto, firmado el 22 de mayo por el expresidente Zelaya y el gobernante hondureño, Porfirio Lobo, con el respaldo político de Colombia y de Venezuela, contempla cuatro puntos para poner fin a la crisis política en el país centroamericano, entre ellos, el regreso del exmandatario y el respeto de los derechos humanos.

Maduro indicó que el castigo a los golpistas podrá producirse en base al compromiso para que se pueda dar la convocatoria de una asamblea constituyente, "la actividad política de Zelaya, del Frente (Nacional) de Resistencia (Popular) y las garantías para la investigación de los crímenes".

Lobo ha insistido en que la solución para la crisis abierta en Honduras tras el golpe pasa por una amnistía a todos los sectores involucrados, incluido, los que apoyaron la asonada.

Honduras regresó el pasado 1 de junio a la Organización de Estados Americanos (OEA) tras ser suspendido del organismo luego del golpe de Estado contra Zelaya, el 28 de junio de 2009.