•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Decenas de personas protestaron hoy en una zona céntrica de San Salvador en contra del presidente del país, Mauricio Funes, por un decreto que afecta a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), poco antes de la apertura de la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los manifestantes, con pancartas y arengas, se declararon contrarios a un decreto legislativo que, según medios locales, sancionó el gobernante y modifica el sistema de votación de la Sala Constitucional de la CSJ, que en adelante deberá decidir por unanimidad y no solo con los votos de cuatro de los cinco magistrados que la integran.

"Funes traidor", "Yo apoyo a los 4 magistrados", se leía en los carteles, mientras otros gritaban "Funesto", al cuestionar el decreto, aprobado tras varias sentencias emitidas por esa Sala, como la cancelación de los históricos partidos de derecha Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Partido de Conciliación Nacional (PCN).

Con un total de 47 votos del PDC, el PCN  y la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) se avaló la modificación, mientras que el partido oficial, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), no votó por "considerarla una intromisión en la independencia de la Corte Suprema de Justicia".

"Somos varias organizaciones de derechos humanos, estudiantes, todo el pueblo salvadoreño que hacemos un movimiento que procura se defienda el derecho que tenemos a vivir en democracia", declaró a Acan-Efe Elsy Flores, del Movimiento Social de El salvador por la defensa del estado de derecho, una de las organizaciones que convocó
a la manifestación, que tuvo eco en las redes sociales.

Al insistir en rechazo al decreto, Flores consideró un "hecho insólito" que se determine que un tribunal colegiado resuelva por unanimidad.

La protesta, la segunda que se registra en menos de 48 horas por el mismo asunto, se registró poco antes de que se instale la 41 Asamblea General de la OEA, que debatirá entre este domingo y el próximo martes la "seguridad ciudadana en las Américas".

A la manifestación contra Funes se sumaron, aunque no fueron convocados, seguidores del expresidente hondureño Manuel Zelaya, que ya ayer habían expresado su repudio a la decisión de la OEA de reinsertar a Honduras al organismo.

Los zelayistas argumentan que el gobierno del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, nació viciado porque fue producto del golpe de Estado que desalojó a Zelaya y ha supuestamente alimentado la impunidad en torno a las violaciones de los derechos humanos en el país a partir de la interrupción del hilo constitucional el 28 de junio de 2009.