•   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La OTAN pedirá a los aliados menos activos en las operaciones en Libia que aumenten su esfuerzo militar para dar respiro a los países que soportan desde el comienzo el peso de la ofensiva, dijo el lunes el secretario general de la Alianza Atlántica, el danés Anders Fogh Rasmussen.

"En términos generales, pediré un amplio apoyo para nuestras operaciones en Libia, en la medida de lo posible a través de un alza de las contribuciones y una utilización más flexible de los medios ya desplegados", agregó Rasmussen en Bruselas, al hablar de la reunión de ministros de defensa prevista para el miércoles.

De los 28 aliados en las operaciones en Libia, sólo nueve países participan efectivamente en los bombardeos aéreos: los Emiratos Arabes Unidos y ocho miembros de la OTAN (Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Italia, Noruega y Gran Bretaña).

Alguno países, como España y Holanda, enviaron aviones para vigilar el espacio aéreo pero no participan en los bombardeos.

Unos 12 países de la OTAN, entre ellos Alemania, no hicieron ningún aporte a la operación militar.

Rasmussen recordó que la operación autorizada en un primer momento hasta el 27 de junio fue prolongada 90 días el miércoles pasado.