•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización de Estados Americanos (OEA) acordó en la última sesión de su Asamblea General, que en los próximos meses se diseñe un plan de acción para combatir la violencia en el continente, el tema de central de su 41 reunión anual clausurada hoy en San Salvador.

Los cancilleres y representantes de los 34 países miembros en activo aprobaron este martes por aclamación la declaración de San Salvador, que encomienda al Consejo Permanente trabajar en la elaboración de un "Plan de Acción Hemisférico" que tendrá que ser presentado a la Asamblea General que se celebrará en Bolivia en junio de 2012.

El plan de acción tendrá que recoger el mandato de que las políticas de seguridad pública deben fomentar medidas que aborden al tratamiento de las causas que generan la delincuencia, la violencia y la inseguridad, de acuerdo al documento oficial.

La Asamblea pide al Consejo Permanente que consulte y coordine este plan de acción con las autoridades que participen en las reuniones periódicas de Ministros en Materia de Seguridad Pública de las Américas (MISPA) y de Ministros de Justicia u Otros Ministros, Procuradores o Fiscales Generales de las Américas (REMJA).

Asimismo, solicita a la Secretaría General proporcionar la financiación "adecuada" para la elaboración del Plan de Acción, e informar al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General sobre las gestiones realizadas.

La resolución subraya la necesidad de continuar fortaleciendo los mecanismos bilaterales, subregionales, regionales e internacionales de cooperación, según los principios establecidos en la Carta de la OEA, para "enfrentar, prevenir y combatir de manera integral y efectiva la delincuencia organizada trasnacional".

Los cancilleres quieren que la iniciativa aborde el tráfico ilícito de armas, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el problema mundial de las drogas, el lavado de activos, la corrupción, el terrorismo, el secuestro, las pandillas y los
delitos cibernéticos, temas todos tratados durante la Asamblea.

Todos estos problemas "pueden afectar, en algunos casos, el desarrollo social, económico, político y el orden jurídico e institucional", alerta el documento.

Por eso recalca la "importancia" de mantener y fortalecer la cooperación bilateral, subregional, regional e internacional en materia de seguridad pública, y la colaboración para mejorar las condiciones económicas y sociales de los ciudadanos.

En este sentido, resalta que la paz, la seguridad, la democracia, así como los derechos humanos, el desarrollo y la cooperación, "son pilares del sistema interamericano".

Y se comprometen a "profundizar" la cooperación interamericana para el desarrollo integral y fortalecer los mecanismos y acciones de cooperación para enfrentar con urgencia la pobreza extrema, la inequidad y la exclusión social.