•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONG de defensa de los periodistas Campaña Emblema de Prensa (PEC, en sus siglas en inglés) entregó hoy sus premios anuales a tres informadores y blogueros árabes por su papel en la llamada "primavera árabe" en el norte de África.

Esta ONG, con sede en Ginebra, considera que las revueltas populares en los países árabes han suscitado grandes esperanzas para la libertad de prensa y destaca que al menos diez periodistas locales y extranjeros han pagado con sus vidas el ejercicio de su profesión durante estas protestas.

El presidente del sindicato de los periodistas tunecinos, Neji Bguri; el representante del movimiento de blogueros de la revolución del 25 de enero en Egipto Ahmed Abdelaziz, y Jaled Said, miembro de la ONG de los opositores libios Suisse Lybian Human Rights Solidarity, son los tres premiados por la PEC.

La organización indica que, al conceder este galardón, "no solo rinde homenaje al coraje de los militantes que han permitido que los levantamientos se impusieran en tres países, sino que además quiere estimular la consolidación de órganos de prensa libres e independientes en Túnez, Egipto y Libia".

La presidenta de la PEC, la egipcia Hedayat Abdelnabi, expresó su convicción de que el levantamiento en los países árabes y el éxito de las revoluciones en Túnez y Egipto abren la vía al desarrollo de la democracia y de la libertad de expresión en la zona.

Según Abdelnabi, los cinco periodistas muertos hasta ahora en el conflicto libio deben servir para concienciar a los estados miembros de la ONU sobre los riesgos y los peligros sin precedentes a los que se enfrentan los medios.

Por su parte, el secretario general de la PEC, Blaise Lempen, dijo que "los levantamientos en Túnez, Egipto y Libia han demostrado que las nuevas tecnologías -internet y la telefonía móvil, así como Facebook, Twitter o Youtube- pueden superar los obstáculos puestos por los regímenes draconianos para dar a conocer la libertad".

Lempen resaltó que la ONG Suisse Libyan Human Rights Solidarity desempeñó un papel crucial en informar a la opinión pública durante los primeros días de la revuelta en Bengasi (Libia).

"Ella permitió entrar en contacto con los opositores a través de Skype y difundir imágenes en vídeo de la revuelta, a pesar del bloqueo oficial a la información y la ausencia de periodistas independientes sobre el terreno", agregó.