•   SANÁ / AFP  |
  •  |
  •  |

Los jóvenes manifestantes yemeníes mantuvieron ayer miércoles la presión para acabar con el régimen del presidente Alí Abdalá Saleh, hospitalizado en Riad, mientras el oficial estadounidense de más alto rango, Michael Mullen, advirtió que el “caos” hace a Al Qaida “más peligrosa”.

De hecho, en un video difundido en internet este miércoles, el número dos de Al Qaida, Ayman Zawahiri, llamó a los yemeníes a continuar su revuelta para establecer “un régimen que aplique la sharia”.

Miles de manifestantes se congregaron por la tarde delante de la residencia del vicepresidente Abd Rabbo Mansur Hadi en Saná para exigir un Consejo presidencial transitorio que tendría por misión abrir una nueva era posterior a Saleh en este país, escenario desde hace cinco meses de una revuelta sin precedentes.

“El pueblo quiere un Consejo presidencial transitorio”, se leía en un cartel de los manifestantes.

Un grupo de jóvenes comenzó a instalar decenas de carpas delante de la residencia de Mansur Hadi para apoyar esta reivindicación, según un periodista de la AFP.

Pero los soldados del general disidente Alí Mohsen al Ahmar hicieron retirar las carpas y abrieron nuevamente la calle a la circulación.

Exigen nuevo gobierno
En una conferencia de prensa en la Plaza del Cambio, donde acampan los opositores, un grupo de manifestantes reclamó que se forme sin más dilaciones ese Consejo con la misión de nombrar a un gobierno de tecnócratas, enmendar la Constitución y supervisar la celebración de elecciones.

En Riad, un responsable saudí indicó a la AFP que Saleh, ingresado en un hospital militar tras haber resultado herido el viernes en un bombardeo del palacio presidencial en Saná, se halla en un “estado estable”.

Este responsable calificó de “infundadas” las informaciones de prensa sobre un deterioro del estado de salud del presidente yemení.
Una fuente diplomática yemení, citada por el diario saudí Al Watan, precisó que Saleh se encontraba aún en cuidados intensivos.

“Su vida corrió grave peligro debido a una esquirla que mantuvo en su cuerpo, cerca de su corazón, durante dos días”, declaró esta fuente al diario.

El jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Michael Mullen, de visita a El Cairo, advirtió que Al Qaida en la Península Arábica (AQBA), basada en Yemen, es “increíblemente peligrosa” y que el caos actual en Yemen hace a la organización “aún más peligrosa”.