•   ABU DABI / AFP  |
  •  |
  •  |

Las principales potencias mundiales dieron ayer jueves un apoyo político y financiero a la rebelión Libia, al establecer un mecanismo para recibir fondos, mientras Estados Unidos la calificó “de interlocutor legítimo” del pueblo libio.

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton dijo que el Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano político de la rebelión libia, es “el interlocutor legítimo” del pueblo libio, anunció un alto funcionario estadounidense.

“Empleó el término ‘el’ en vez de ‘un’ para describir al CNT como el interlocutor legítimo del pueblo libio en este período interino”, declaró a la prensa el funcionario, que pidió el anonimato.

Clinton hizo esta precisión cuando se dirigía a los miembros del grupo de contacto sobre Libia, reunidos en Abu Dabi para preparar la era posterior al coronel Kadhafi.

“Es nuestra señal para mostrar que avanzamos hacia esa transición”, agregó, mientras Clinton aseguró al inicio de la reunión del grupo de contacto que los días de Muamar Kadhafi en el poder están “contados”, y que su salida es “inevitable” Estados Unidos se convierte así en el 11º país que considera al CNT como único interlocutor legítimo en Libia, luego de Francia, Qatar, Gran Bretaña, Italia, Gambia, Malta, Jordania, Senegal y España, así como Australia el jueves.

Australia reconoció al órgano político de la rebelión libia como “el interlocutor legítimo” del pueblo libio, anunció ayer jueves el ministro australiano de Relaciones Exteriores, Kevin Rudd.

Entorno de Kadhafi discute posible transición
Clinton añadió en Abiu Dabi que el entorno del dirigente libio Muamar Kadhafi mantuvo conversaciones sobre una “posible transición” en el poder en Libia.

“Hubo una serie de discusiones, que aún continúan, en el entorno de Kadhafi, y sabemos que estas discusiones incluyen, entre otros temas, la posibilidad de una transición”, declaró Clinton a la prensa.

“Las próximas etapas no están claras aún”, agregó la jefa de la diplomacia estadounidense.

Por su parte, el designado secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, se refirió este jueves a la situación en Libia.

Panetta dijo ver “signos” de que el líder libio Muamar Kadhafi dejará el poder si la presión militar, económica y diplomática continúa.

Director de la CIA antes de ser designado secretario de Defensa por el presidente Barack Obama, aseguró que las sanciones económicas, las medidas diplomáticas, y las operaciones militares de la OTAN incluidas en la resolución de ONU han ejercido “tremenda presión” sobre el líder libio.

“Francamente, creo que se han logrado triunfos. Hemos visto al régimen debilitarse de manera significativa”, aseguró ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense.

Por su parte, durante la apertura de una reunión en Abu Dhabi, este jueves, el canciller italiano Franco Frattini estimó que el régimen libio del coronel Muamar Kadhafi “se acerca a su fin”.

“Los libios mostraron al mundo que están decididos a seguir luchando por la democracia y por la libertad”, declaró Frattini, asegurando que las deserciones de allegados a Kadhafi aumentan, como “consecuencia directa” de las presiones internacionales. “El poder de Kadhafi se acerca a su fin”, afirmó.

Los rebeldes libios habían instado al grupo de contacto sobre Libia, integrado por los países aliados en la ofensiva contra el régimen libio, a poner en marcha este jueves en Abu Dabi un mecanismo “concreto y rápido” de ayuda financiera que consideran vital para derrocar a Muamar Kadhafi.

El grupo de contacto se reunió luego de un encuentro en Bruselas de los países de la OTAN, que afirmaron su determinación de ir hasta el final en Libia, y destinado a preparar la era post-Kadhafi, cuando los rebeldes ganan en legitimidad internacional.